Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Tiran a niña a la basura y le muerden la nariz – entonces los médicos le hacen una cirugía gratis

"Creo que el amor es lo más importante, así que trato de dar más". 

Esta frase biene de Kristen Williams, una profesora de Cincinati, en Estados Unidos, que tiene un corazón más grande que el de la mayoría.

Kristen adoptó a dos pequeñas niñas de India. Las niñas tenían traumas que uno nunca debería tener que enfrentar.

Pero con los cuidados de su nueva madre, las dos niñas recibieron todas las herramientas para convertirse en jóvenes seguras con brillantes futuros.

Empecemos desde el principio.

willi

Kristen Williams nunca estuvo interesada en casarse, pero también rechaza la idea de que los padres solteros no puedan criar a hijos por si mismos. 

Tras decidir que quería ser madre, les embarcó en complicados procesos de adopción.

Kristen empezó a buscar a niños de India y se le rompió el corazón cuando vio las fotos de los niños que necesitaban hogar.

Sus ojos finalmente se posaron en la cara de una niña de 5 años llamada Munni. Cuando vio la cara de Munni su corazón se llenó de amor y compasión por la pequeña. 

“Sentí inmediatamente una enorme atracción hacia esta niña”, dice Kristen. “No se lo que era, pero sentí que había un vínculo. Sabía que era mi hija, sentí que debíamos estar juntas y dar comienzo al baile”.

willi2

Después de trabajar duro para reunir suficientes fondos, ir a largas sesiones informativas y completar página tras página de tedioso papeleo, Munni finalmente llegó a casa de Kristen en 2013. 

Como muchos niños adoptivos con pasados difíciles, Munni era tímido y reservado al principio. Tenía cicatrices visibles en su cara y cabeza, pero también cicatrices emocionales en el corazón.

Más tarde ese mismo año, Kristen vio otra foto de una niña pequeña de la agencia de adopción en India. 

La niña había sido literalmente tirada a la basura por sus padres. La policía India afortunadamente encontró a la niña a tiempo para salvarle la vida, pero no se podía decir lo mismo de su nariz.

Una gran parte de su nariz había sido arrancada por insectos o perros callejeros.

La niña, llamada Roopa, estuvo viviendo en un orfanato en India durante un tiempo. Nadie quería adoptarla por su cara dañada. Pero Kristen inmediatamente sabía que esta niña pertenecía a su familia.

“A primera vista, me di cuenta de que estaba destinada a cuidar de ella, ella sería mi hija”, dijo Kristen a Times of India. “Como cualquier otra niña ella merece una familia a la que considerar como propia. A mis ojos ella es lo más bonito”.

Fuentes: Instagram/Kgrae

Munni y Roopa finalmente se convirtieron en mejores amigas y empezaron a adaptarse a su nueva vida en Estados unidos. 

Pero cuando el programa de televisión “The Doctors” difundió esta increíble historia familiar, sus responsables sintieron que tenían que ayudar.

“The Doctors” organizó un encuentro entre Roopa, Munni y un equipo de cirujanos de prestigio para ayudar a sanar a las hermanas, tanto por dentro como por fuera.

Los médicos entonces eliminaron algunas cicatrices físicas de Munni y luego dieron a Roopa una nueva nariz. Kristen confía en que la transformación física de las niñas también les permita dejar atrás el pasado y enfocarse en el futuro. 

El poderoso video abajo revela cómo se ven las hermanas hoy en día: 

¡Qué adorables y dulces son Munni y Roopa!

Realmente deseo a esta familia todo lo mejor en el futuro. ¡Un aplauso a Kristen, quien tiene un corazón de oro!¡Comparte esta historia si crees que merece reconocimiento por su gran amor y compasión!