Perrito cae al agua helada al romprese el hielo – mira el espectacular rescate de estos héroes

Perrito cae al agua helada al romprese el hielo – mira el espectacular rescate de estos héroes

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Andar sobre el hielo es realmente peligroso y ni humanos ni animales son a veces conscientes de eso. En algunas zonas, el hielo parece firme pero puede ser en realidad tan fino que puede derrumbarse con nuestro peso. Y si caemos dentro, el riesgo es morir de una terrible hipotermia.

En estas graves circunstancias se encontraba el perrito de esta historia. El hielo se quebró y estaba metido en el agua gélida sin poder salir.

Parecía que nada se podía hacer, ya que era muy riesgoso acercarse sobre el hielo, éste podría romperse más y atrapar a los rescatadores con él.

Pero unos héroes hicieron todo y más para lograr salvarlo.

Un grupo de hombres se hicieron con una barca y con mucha paciencia fueron rompiendo el hielo hasta llegar al perrito.

El proceso fue lento y lo que no había era tiempo. Era desesperante ver al pobre animal luchar por su vida.

Pero por suerte, sus rescatadores conseguieron llegar hasta él y subirlo a su barca.

Una vez en tierra, le envolvieron con sumo cuidado en mantas para que recuperara su temperatura. Los ojos abiertos como platos por el miedo y el estrés que pueden verse en este perrito te da una idea de lo muchísimo que ha sufrido en este trance.

Te invito a ver el espectacular rescate en este video.

¡Qué suerte que pudieron sacarlo de ahí! Esperamos que se haya recuperado completamente. ¡Un inmenso hurra a sus rescatadores! ¡Comparte esto si estás de acuerdo!

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>