Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

6 signos comunes que pueden indicar que eres intolerante al gluten

Todavía hay muchas personas en el mundo que desconocen que son intolerantes al gluten. La creencia generalizada es que se trata de una alergia, pero es una enfermedad crónica que daña los intestinos y que puede hacer que te sientas terriblemente mal.

Por desgracia, muchos no hacen caso de las señales que da el cuerpo par advertirnos que tenemos esta enfermedad y la mayoría de los intolerantes al gluten no han sido diagnosticados. Este mal puede generar otros problemas como una desnutrición o mala salud.
 
Los síntomas de la enfermedad celíaca varían entre personas, pero aquí os detallamos los más comunes y por lo tanto los que más necesitas conocer.
 

1. Problemas con el estómago 

Las molestias en estómago e intestinos son las señales más comunes de la enfermedad celíaca no tratada. Esto puede implicar, por ejemplo, el sufrir diarrea, estreñimiento, gases y distensión abdominal. Aunque también puede indicar otros problemas como un estómago sensible.
 

 

2. Sarpullidos y ampollas

Piel seca, picazón y ampollas en la boca y en la piel son otro síntoma de la enfermedad celíaca. La intolerancia al gluten está asociada a enfermedades de la piel como el eccema y la psoriasis.

 
 

 

3. Pérdida de peso

La enfermedad celíaca consiste en una inflamación provocada por las proteínas del gluten, que dañan las vellosidades del intestino delgado. Debido a este daño intestinal, también se puede perder peso, dicen los expertos.  Si usted tiene la enfermedad, también puede que baje de peso, ya que puede producir náuseas, vómito o falta de apetito.

 

 

4. Fatiga

Si usted es intolerante al gluten se sentirá cansado, débil y agotado, lo que no es sorprendente dado que su cuerpo está constantemente obligado a luchar contra la inflamación. Esto disminuye la capacidad del cuerpo de absorber vitaminas, minerales y otros nutrientes ya que cuando su cuerpo ingiere gluten se dañan estas vellosidades intestinales.

 

 

5. Fatiga

También puede sentirse más triste de lo habitual si tiene una enfermedad celíaca no tratada. Esta apatía general puede confundirse con la depresión y a menudo la causa es la deficiencia de vitaminas en la sangre. También puedes sentirte irritable, ansioso o molesto.  Y es que si tu estómago no está satisfecho tu cerebro tampoco es feliz.

 

 

6. Intolerancia a la lactosa

Expertos afirman que el intolerante a la lactosa posiblemente también tiene intolerancia al gluten. La lactosa, el azúcar presente en la leche, se descompone en la parte más baja del intestino donde están las vellosidades. Muchos de los síntomas de la intolerancia a la lactosa y del gluten son similares: dolor abdominal, distensión abdominal y diarrea.

 
 

 
Si usted cree que puede ser intolerante al gluten, debe ponerse en contacto con un médico que pueda ayudarle a establecer un diagnóstico adecuado de la enfermedad celíaca.

¡No dudes en compartir estas señales que nos da el cuerpo para advertirnos de este mal que cada vez afecta a más gente!