Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Científicos: has estado cocinando el arroz mal toda tu vida

El arroz es uno de los alimentos más comunes en el mundo y es increíblemente fácil de cocinar. Tan solo hace falta echar agua hirviendo y algo de arroz. ¿Verdad?

Bien, después de leer esto nunca volverás a cocinar el arroz de la misma manera de nuevo, porque resulta que cocinar el arroz así es malo para la salud.

El arroz proporciona nutrientes a millones de personas en todo el mundo cada día. Aunque este alimento por lo general es saludable, los pesticidas utilizados para su cultivo a menudo incluyen arsénico.

Científicos debaten a qué niveles el arsénico es seguro. Se sabe que una exposición por largo tiempo a esta toxina puede provocar enfermedades cardíacas, diabetes, cáncer y otros problemas de salud, escribe The Telegraph.

Cuando el investigador Andy Meharg de la Queens University en Belfast visitó el programa de la BBC “Truste Me, I’m a Doctor”, probó tres métodos de cocción del arroz para ver cómo afectaba a los niveles de arsénico.  

Primero, Andy cocinó el arroz usando el método tradicional con una parte de arroz y tres partes de agua 

Entonces Andy usó un ratio de una parte de arroz con cinco partes de agua y extrajo el exceso de agua. Esto redujo la cantidad de arsénico casi a la mitad.

Finalmente, Andy dejó el arroz en remojo por la noche y lo lavó al día siguiente. Esta vez, el arsénico se vio reducido en un 80%.

Para todos aquellos que comen arroz, esta es una llamada de atención. Personalmente, no tenía idea de que hubiera arsénico en el arroz y de que hubiera una mejor forma de cocinarlo. Pero ahora, seguiré la receta de Andy y protegeré la salud de mi familia a largo plazo.

Como cocinar el arroz:

  • Mide la cantidad de arroz seco que te gustaría cocinar. 
  • Déjalo en remojo toda la noche.
  • Enjuaga el arroz hasta que el agua quede completamente limpia. 
  • Enjuaga bien.
  • Pon cinco partes de agua por una de arroz en una cacerola y añade una pizca de sal. 
  • Haz hervir el agua, luego reduce el fuego y cúbrela.
  • Cocínalo en la temperatura más baja posible durante 10-15 minutos. 
  • Usa un tenedor para separar el arroz cocido. 

Por favor, comparte esta receta para que otros puedan aprender cómo cocinar el arroz de forma adecuada y proteger su salud. 

 
 
 

Leer más sobre