Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Mecánico graba a mujer que pasa por su taller cada día, minutos despues la vida de ella cambia para siempre

¿Alguna vez te has sentido cansado y solo? Todos pasamos por momentos buenos y malos en la vida, ya sea porque hemos vivido algo terrible o no. 

Para algunos, la vida se siente tan mal que no ven ninguna razón para seguir viviendo.

 

Facebook/RichardNewberry

Richard Newberry de Florida, Estados Unidos, trabaja como mecánico de coches en su taller. 

Pero no siempre ha sido así, Richard estuvo metido en problemas cuando era más joven, estuvo en prisión y vivió en la calle.

No está orgulloso de su vida pasada, pero siempre está ahí para recordarle lo feliz que es ahora.

Cada día, al ir al trabajo, veía a una mujer pasar por su taller, quien siempre se veía cansada y exhausta. Pero un día tenía una expresión distinta en la cara, estaba triste y lágrimas corrían por sus mejillas.

Facebook/RichardNewberry

Richard entonces tomó una rápida decisión y se le acercó para preguntarle cómo estaba. En pocos segundos la mujer, llamada Ernestia Núñez, se derrumbó y rompió en llanto. 

Le dijo que trabajaba como mujer de la limpieza, pero que no tenía coche y tenía que caminar mucho para ir al trabajo cada día.

Su hijo, que había sido soldado, sufría de síndrome de estrés postraumático cuando volvió a casa después servir en el ejército y se encontraba muy mal.

Facebook/SoniaMargheritaCarboneCrocco

Él sufrió este mal por varios años y esto le impidió trabajar. Ernestia siempre esperó que su hijo se pusiera mejor, pero hace un año se quitó la vida, escribe Inside Edition. 

Se disparó en la cabeza y la pena que sentía ella era enorme. El exmilitar tenía dos hijos pequeños.

Ernestia también le dijo que se sentía muy sola y que a menudo pensaba en quitarse la vida.

Facebook/RichardNewberry
Richard entendió que tenía que hacer algo, sabiendo lo que sabía, no dudó un segundo en decirle que tenía un amigo, quería ser su amigo.
Ella podía acudir a él para hablar si lo necesitaba.
Sin embargo, la voluntad y generosidad de Richard no se quedó ahí. También trató de vender a Ernestia un coche barato, pero ella no podía permitírselo. Entonces se lo regaló, pero ella lo rechazó. Tras un tiempo no obstante ella aceptó el regalo. 
Puedes ver cómo le fue en este clip:
 

¡Qué maravilloso gesto! Comparte el artículo si crees que todos deberían tener un amigo como Richard.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *