Su mujer y sus 2 hijos pensaban que nunca volverían a verlo – mira el reencuentro 4 años después

Su mujer y sus 2 hijos pensaban que nunca volverían a verlo – mira el reencuentro 4 años después

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

La vida no se lo pone nada fácil a mucha gente en este mundo, personas que por el mero hecho de vivir en el lugar equivocado en el momento equivocado se ven inmersas en situaciones dramáticas para muchos de nosotros inconcebibles.

Por eso es difícil imaginar la emoción que embargó a los protagonistas de esta historia, cuando la vida les dió por fin la oportunidad de ser felices juntos.

Dyan es un hombre sudanés que se vio obligado a abandonar su hogar junto a su familia durante la guerra. Pero en la huida se separaron, él terminó en un campo de refugiados, mentras que su esposa, embarazada, y sus dos hijos lograron viajar a Estados Unidos como refugiados.  Su familia estaba a salvo, pero ese fue el principio de una larga separación.

Al llegar a Estados Unidos, la esposa se unió a una iglesia bautista de North Fort Worth, en Texas.

Allí la mujer conoció a un grupo de voluntarios dedicados a ayudar a familias de refugiados de la zona. Cuando se enteraron de la situación de la mujer no solo la ayudaron a tener a su hijo sino que hicieron todo lo posible para que su marido pudiera reunirse con ellos.

El problema para traer a su marido es que perdieron los papeles de su matrimonio al huir de la guerra,

Cuatro años después por fin llegó el gran día. Su mujer y sus hijos esperaban en el aeropuerto cuando ella lo ve aparecer por la puerta.

No te puedes perder el emocionante momento de su reencuentro aquí abajo.

En la vida hay que aprender a estar agradecidos. Es conmovedor ver a Dyan dar las gracias a Dios por permitirle abrazar una vez más a su mujer, a su hijo y al hijo que conoce por primera vez.

Comparte este momento único de felicidad con tus amigos y familiares, para que recuerden que no hay que dar nada por sentado y que tenemos mucha suerte de tener cerca a nuestros seres queridos.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>