Truco con jabón de lavar vajilla - puede ser la salvación en los días de calor

Truco con jabón de lavar vajilla - puede ser la salvación en los días de calor

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Siempre es bueno tener una compresa fría en casa. Nunca se sabe cuándo puede ocurrir un accidente. Puede ser un corte o si alguien se cae, se golpea o cualquier otro incidente en el que sea necesario bajar la hinchazón.

Siempre pensé que lo mejor era comprar bolsas o compresa frías y nunca había caído en la opción de fabricarse uno mismo las bolsas. Pero con pocos ingredientes y cierta disponibilidad, se pueden hacer de una manera fácil y sencilla tus propias bolsas. Es una buena oportunidad para abastecerse de una cierta cantidad para los días de calor y ahorrarse un dinerillo.

Piensa que el contenido estará muy frio, de manera que nunca deberás poner la bolsa directamente en la piel, para evitar molestias. En ese sentido, utiliza una toalla que colocarás entre la bolsa y la parte del cuerpo que necesitas enfriar. 

Necesitas:

Bolsas de plástico herméticas
250 ml de jabón de lavar platos 
60 ml de alcohol 

Instrucciones: 

1. En realidad es muy sencillo. Se mezclan los dos líquidos y se vierten en las bolsas herméticas.  

Fuente de la imagen: Youtube.

2. También se puede elegir congelar solamente detergente o una mezcla a partes iguales de agua y alcohol.

Fuente de la imagen: Youtube.

3. Se llenara la bolsa en sus tres cuartas partes y cuando la cierres, conviene tratar de sacar el máximo posible de aire de su interior. 

Fuente de la imagen: Youtube.

4. Por motivos de seguridad, lo mejor es utilizar una bolsa de plástico adicional para el caso de que se rompa algo. Coloca la bolsa en el congelador y pronto te darás cuenta de que el contenido se vuelve viscoso. Ello permitirá adaptar la bolsa a la parte del cuerpo dolorida.

Fuente de la imagen: Youtube.

5. Estos dos líquidos no van a congelarse pero siempre estarán fríos y bastantes viscosos y flexibles. Si deseas utilizar la bolsa nuevamente, puedes descongelar el detergente y utilizarlo de forma normal, pero solamente si no tenía nada de alcohol.

Fuente de la imagen: Youtube.

Puedes mirar en el videoclip como se hace:

Creo realmente que merece la pena fabricar este tipo de bolsas frías por la sencillez y la facilidad con que se hacen. Además estas bolsas pueden utilizarse varias veces. 

¡Comparte este interesante truco para que muchos puedan probarlo durante el verano!

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>