Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Deja de comprar mandarinas – aquí tienes 5 pasos simples para cultivarlas en casa

Personalmente me encantan las mandarinas y además son muy saludables. 

Las mandarinas y las naranjas son famosas por su alto contenido de vitamina C (27 mg por cada 100 g). 

Pero esta fruta sabrosa también contiene 150 diferentes fitoquímicos, entre cuales 60 son flavonoides, los flavonoides son antioxidantes poderosos que protegen a los vasos sanguíneos y previenen la inflamación.

¿Y sabes lo mejor de todo? No es tan complicado cultivar esta fruta y así tener tu propio almacén en casa. 

¡Así puedes ahorrar dinero y no tienes que preocuparte por ingerir pesticidas!

Paso 1

Puedes comprar las semillas en una tienda o lavar las que salen de la fruta.

También necesitarás una maceta pequeña, llénala de una mezcla de tierra rústica y lodo con mucha nutrición, coloca unas piedras o arena en el fondo de la maceta y encima un poco de tierra de compost. 

PIXNIO

Paso 2

Riégalo con agua para que la tierra esté húmeda, deja la maceta al lado un momento para que drene bien el agua, la mezcla de tierra debe estar húmeda, más no demasiado mojada.

Luego colocas las semillas en la tierra, no las entierres demasiado profundo, cubre con un poco de tierra. 

Paso 3

Coloca la maceta en una bolsa o cúbrela con plástico para mantener la humedad y el calor, en esta forma favoreces el crecimiento de la planta. 

Mantén la maceta en un sitio caluroso, a la mandarina no le gusta el frío, agrega agua para que la tierra no esté demasiado seca. 

Wikipedia

Paso 4

Si tienes suerte puedes ver lo primero de la planta dentro de 20 días.

Cuando ves la mata tienes que remover el plástico y poner la maceta en un sitio con sol indirecto con una temperatura alrededor de 20 grados C. 

Paso 5

Agrega más fertilizante ecológico tres veces al mes durante la primavera y el verano, lo mejor es usar abono rico en magnesio, zinc y hierro.

Cuando la planta de mandarina crece más grande puedes moverla a un contenedor más grande.

Podrás necesitar cambiar el tamaño de la maceta algunas veces durante su crecimiento, o puedes plantarla en el jardín durante la primavera si es que vives en un sitio de calor, no te olvides de cortar las ramas marchitas para favorecer el fruto.

¡Eso es todo!

Maxpixel

Con un poco de trabajo y ganas puedes cultivar tu propia planta ecológica de mandarina en casa, ¡y disfrutar de su fruto delicioso cuando quieras!

¡Comparte esta guía con tus amigos en Facebook para fomentar el cultivo y la jardinería!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.