Un ingeniero muere y lo envían al infierno - pero Dios no está de acuerdo

Un ingeniero muere y lo envían al infierno - pero Dios no está de acuerdo

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Si pones fuerza de voluntad y disciplina, siempre puedes mejorar tu situación y la de las personas que te rodean. Esta es una de estas historias. 

Un ingeniero muere y lo envían al infierno. Allí pasa calor y penurias, así que decide pasar a la acción. El aire acondicionado había estado estropeado por mucho tiempo, así que la arregló. las cosas se enfriaron rápidamente y el infierno se vuelve un lugar más disfrutable para todo el mundo.

Caminando por ahí un día, el ingeniero nota que el motor de una pasarela mecánica se atascó, así que la reparó. La gente ahora podía desplazarse mucho más fácilmente.

La televisión no se veía bien, así que arregló la conexión por satélite y ahora se veían cientos de canales en alta definición.

Un día, Dios decide echar un vistazo al infierno y ver cómo va funcionando, entonces nota cómo todo el mundo ahí está feliz y tomando bebidas con sombrillitas.

Dios pregunta al Demonio. "¿Qué está pasando?".

A lo que el Demonio responde: "Las cosas van geniales aquí desde que nos enviaste a un ingeniero!".

"¿Qué?", dijo Dios. "¿Un ingeniero?". Yo no te envié a uno de esos. Debe haber sido un error, envíalo aquí arriba inmediatamente".

El Demoniorespondió: "Claro que no, queremos quedarnos con nuestro ingeniero, nos gusta".

Dios ordenó: "¡Si no lo envías inmediatamente te demandaré!".

A lo que el Demonio respondió riendo a carcajadas: "¿Dónde vas a encontrar TÚ un abogado?".

¡Comparte si también te hizo reír"!

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>