Un milagro llamado Valentina- la mamá tiene Down y el papá una discapacidad

Un milagro llamado Valentina- la mamá tiene Down y el papá una discapacidad

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_TOPP_580x400 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:580px;height:400px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="9118570457"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Gabriela Andrade y Fabio Marchetti de Moraes son una pareja de brasileños padres de Valentina, una niña de nueve años.

Hasta ahí no habría nada de excepcional sino fuera por el hecho que Gabriela tiene síndrome de Down y Fabio tiene un retraso por un accidente cardiovascular que tuvo poco después de nacer. Valentina sin embargo nació sin tener ninguna discapacidad.

 

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_580x400 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:block" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="5017488855" data-ad-format="auto"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Fuente

 

La familia, oriunda del municipio brasileño de Socorro, en el estado de Sao Paulo, explicó al diario El Mundo que Gabriela y Fabio fueron a la escuela juntos. Una institución de la Asociación de Padres y Amigos de Niños Excepcionales (APAE).

Dicen que ambos se enamoraron desde el principio. Un día, Fabio se cambió de escuela, y cuando volvieron a encontrarse Gabriela salía con otro chico con síndrome de Down. No obstante, él logró reconquistarla y hasta día de hoy son inseparables.

Fuente

 

A medida que avanzaba la relación, tuvieron que colocar una cama extra para Fabio en la habitación de Gabriela y sabían que mantenían relaciones sexuales. Sin embargo, pensaban que no había riesgo, ya que los médicos creían que nunca se podría quedar embarazada. Pero estaban equivocados.

De repente, Gabriela empezó a engordar, hasta que un día Fabio comentó que notaba golpes desde su barriga. Resulta que la joven estaba embarazada de seis meses.

La noticia fue toda una sorpresa para la familia. Su madre Laurinda asegura que su hija se tomó el embarazo con mucha tranquilidad y estaba muy feliz.

Fuente

 

Según explicó a El Mundo, “su forma de ver la vida es más simple que la nuestra. Nunca he visto a una pareja disfrutar tanto de la paternidad”.

La niña, bautizada Valentina, tiene hoy ya ocho años y ninguna discapacidad. Su madre ha ayudado mucho a Gabriela en la crianza de su hija.

Hay pocos casos como el de esta familia. Según explicó Agustín Matía, de la Federación Española de síndrome de Down, al diario El Mundo, los hombres Down suelen ser estériles y las mujeres tienen sólo un 50% de quedarse embarazadas.

Pero no todo fue felicidad para esta familia. La justicia brasileña le negó la paternidad de su hija a Fabio, al considerar que no estaba capacitado para desempeñar este papel.

Tras una lucha legal y mediática las autoridades recularon en su decisión.

Un año después del nacimiento de Valentina, Gabriela Fabio se casaron. La feliz madre se ha hecho ahora una ligadura de trompas para no tener más descendencia.

Pero ya con el nacimiento de Valentina han desafiado todo lo que se asume de las personas con Síndrome de Down. Esta familia ha demostrado que con el suficiente amor y apoyo las personas discapacitadas también pueden desarrollar una vida como la del resto del mundo.

 

¡Un aplauso a esta feliz familia y todos nuestros mejores deseos! Comparte su historia de amor con los demás.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>