Un policía halla un perro callejero y se niega a dejarlo hasta que esté a salvo.

Un policía halla un perro callejero y se niega a dejarlo hasta que esté a salvo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

El policía Kareem Garibaldi había trabajado un turno de 12 horas seguidas. Pero a pesar de estar agotado se negó a irse a casa hasta asegurarse de que el perro que había encontrado en la calle iba a estar bien. Ahora su gesto está siendo alabado en todo el mundo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Todo comenzó un sábado por la mañana cuando Kareem, de la Policía de Lakeland, en Florida, vio a un pequeño cachorro que deambulaba solo por la calle. El animal no tenía ningún collar que lo identificase y no parecía haber ninguna persona en la zona que pudiera ser su dueño.

Kareem no podía dejar al perrito y decidió llevarse al cachorro a la comisaría. Cuando terminó su turno, se llevó el perro a su casa.

Al día siguiente el policía siguió buscando al dueño del animal, pero sin resultado. No había noticias de que nadie hubiese perdido un perrito y parecía que no tenía hogar. Tenía que cuidar al cachorro una noche más.

A la mañana siguiente Kareem llevó al animal al veterinario para que comprobar que el cachorro estaba bien. Pero el policía estaba tan cansado que se quedó dormido en la sala de espera. A su lado dormía también el cachorrito.

“Entré y entonces lo vi a él y al cachorro. El policía estaba completamente agotado, el perro estaba agotado, y los dos dormían. Fue uno de esos momentos que te tocan el corazón. El hombre estaba tan decidido a ayudar al perro”, cuenta Connie Johnson de la clínica veterinaria SPCA a The Dodo.

Kareem esperó 3 horas mientras el veterinario hacía un examen completo al cachorro. Estaba tan cansado que se durmió en la sala de espera, pero no pensó en ningún momento en irse a casa. Estaba totalmente decidido a no abandonarlo hasta que encontrase ayuda.

Por suerte, el animal lo único que tenía eran algunas garrapatas, por lo demás estaba completamente sano.

El hombres se volvió a llevar al perro consigo a la comisaría y, estando allí, uno de sus compañeros vio al animal y se enamoró de él. Y así el perrito consiguió un nuevo hogar.

Gracias al gran corazón y la perseverancia del policía, el animalito tuvo una nueva posibilidad en la vida.

Las fotos son cedidas por la organización SPCA:S, y las imágenes del policía y el cachorro durmiendo se han hecho virales y ahora son unas celebridades. ¡Entiendo por qué!

Comparte esta maravillosa historia con tus amigos! Y si quieres ver más historias como ésta, puedes poner un me gusta ;)

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>