Madre está en shock cuando su hijo nace con puntos sanguinolentos, entonces el médico revela lo impensable

Cuando Dylan nació hace cinco años, sus médicos rápidamente se dieron cuenta de que algo no estaba bien con este recién nacido. La piel de su espalda era rojo oscuro y el resto de su cuerpo estaba cubierto de grandes manchas negras.

Resulta que Dylan sufre de una seria condición llamada Nevus Melanocítico Congénito. Cerca del 80% de su cuerpo estaba cubierto de marcas de nacimiento.

El médico explicó a la madre de Dylan, Kara, que su hijo tendría que someterse a varias cirugías durante sus primeros años de vida.

Queremos advertir a los lectores de que este artículo contiene imágenes gráficas que les pueden resultar perturbadoras.

Pacientes sufriendo de Nevus Melanocítico Congénito tienen un elevado riesgo de contraer cáncer de piel. Por lo tanto, es importante vigilar sus manchas de nacimiento.

© Facebook/Dylan’s Amazing Journey

El lunar gigante que cubría gran parte de la espalda de Dylan era tan enorme que los médicos querían eliminarlo quirúrgicamente. Pero no sería una operación fácil ya que requería transplantar piel de otras partes del cuerpo del bebé.

© Facebook/Dylan’s Amazing Journey

A medida que Dylan se hacía mayor, los médicos decidieron proceder con la complicada cirugía. Para producir suficiente piel para los transplantes, los médicos tuvieron que insertar implantes, similares a los implantes de pecho, en el cuerpo del chico.

Dylan llevó consigo los implantes durante tres meses y su piel creció durante ese periodo. La idea era que habría suficiente piel sobrante para cubrir el lunar gigante de su espalda cuando fuera eliminado.

© Facebook/Dylan’s Amazing Journey

La cantidad de operaciones que enfrentó Dylan no han sido pocas. Después de 26 cirugías, han eliminado casi la mitad del lunar gigante del chico.

“Mantenemos la esperanza de que los lunares nunca se transformen y se vuelvan cancerosos, pero él podría desarrollar cáncer en cualquier momento”, cuenta su madre, Kara, the n Telegraph. “Tiene una cirugía cada tres o seis meses, dependiendo del área del cuerpo”.

A pesar de todas las cirugías y su tiempo de recuperación, Dylan es un niño feliz.

© Facebook/Dylan’s Amazing Journey

“Estamos tratando duro de hacer lo mejor para él, queremos darle la vida más plena y larga posible”, Kara dijo a the Telegraph. “Dylan me sorprende constantemente, siempre tiene una sonrisa en su cara y se siente como si fuera dueño del hospital, todas las enfermeras lo conocen y lo adoran”.

© Facebook/Dylan’s Amazing Journey

Dylan es bien consciente de que se ve distinto a otros niños. Los extraños a menudo se detienen cuando está en la calle. Cuando esto pasa, Dylan simplemente explica porqué se ve como se ve.

Generalmente, la gente es simplemente cotilla no desagradable. Hay veces, sin embargo, en que la gente puede ser muy malvada.

“Una vez en el supermercado el gerente nos pidió que nos fuéramos porque uno de los clientes estaba disgustado después de ver a nuestro hijo, lo que fue muy desagradable”, cuenta Kara.

Pero la madre rechaza ocultarse o avergonzarse del niño.

“No tengo miedo de sacarlo y no quiero que se preocupe o piense que hay algo de lo que debería avergonzarse”.

Los padres de Dylan crearon una página de Facebook para gente que quiere seguir su viaje de recuperación. Por favor, haz click en este link para más información.

Dylan es un niño muy valiente y absolutamente adorable a pesar de sus marcas de nacimiento. Realmente esperamos que el resto de operaciones vayan bien. 

Por favor, comparte la historia de Dylan para honrar a este pequeño luchador.