Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

El bebé se hace caca. Ahora mira la reacción del perro y el gato. ¡Genial!

De niños solemos tener todo tipo de manías. A mi personalmente no podían hacerme dormir la siesta sin mi mantita preferida, estampada con perritos y gatitos. Al bebé de esta historia le pasa algo parecido, pero a él le gusta dormir la siesta con perros y gatos reales. La pequeña Elsarose es una pequeña bebé que como de costumbre estaba durmiendo la siesta con Pebbles, su gato Ragdoll, y con Nelda, su perra labrador. Juntos formaban un cuadro enternecedor, con Nelda poniendo su patita protectora sobre la bebé mientras dormían la siesta. Mientras, el gato Pebbles parece vigilar la escena desde lo alto, posada sobre Nelda. Hasta aquí todo normal, pero te invitamos a ver este vídeo para que veas que pasa luego.

Resulta que Elsarose tiene un lindo regalito que hacerle a sus amigos, uno bien oloroso que no creo que les vaya a hacer mucha ilusión.

¡Jajajajaja! ¿Buenísimo verdad? En un momento tengo la sensación que el gato trata de advertir a su compañero perruno de lo que se avecina. ¡Comparte a estas ternuras con los demás!

Si quieres ver más artículos como este ponle “me gusta” al botón de abajo.