Creen que la niña ha muerto en el bosque. 11 días después su perro olfatea el camino y les da la sorpresa de sus vidas.

Creen que la niña ha muerto en el bosque. 11 días después su perro olfatea el camino y les da la sorpresa de sus vidas.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

En julio de 2014 Karina Chikitova, una niña de 4 años, desapareció en un bosque de Siberia, en Rusia. A su lado iba un perro, Kyrachaan. Alrededor de 100 personas se lanzaron a la búsqueda de la pequeña, pero la niña no fue encontrada. 

Cuando el perro regresó al pueblo solo, más de una semana después, temieron que la niña habría muerto. 

Pero Kyrachaan quería decirles algo.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Cuando Karina desapareció, su abuela pensó que la niña se había ido con su padre al pueblo vecino. Cuando descubrió que no era así, toda la familia entró en pánico y contactó con la policía. A pesar de la búsqueda, de la que formaron más de 100 personas, la niña no fue encontrada.

Fuente de la foto: Imgur

 

Los días iban pasando y la familía perdía la esperanza. Sabían que la niña no podría sobrevivir mucho tiempo sola en un bosque donde hay osos y lobos. Su única pequeño rayo de esperanza era saber que su perro, Kyrachaan, estaba con ella.

Fuente de la foto: Imgur

 

11 días después de que Karina hubiese desaparecido el perro volvió, solo. La familia estaba desesperada al comprender que la niña tendría que haber muerto. Pero pronto entendieron que el perro quería decirles algo. El animal quería mostrarles dónde estaba su hija. Así que siguieron al perro al bosque. 

Fuente de la foto: Youtube

 

Y por fin, después de 11 días en territorio salvaje, encontraron a Karina. Estaba escondida entre unos arbustos a 6 kilómetros de casa.

Fuente de la foto: Imgur

Karina estaba débil y cansada, pero sin lesiones importantes. Sólo tenía picaduras de insectos y rasguños. Había sobrevivido gracias a que Kyrachaan la había cuidado.

Después de haber sido rescatada, en el pueblo comenzaron a llamarla, ”Mowgli”, como el protagonista de El libro de la Selva. La historia se hizo conocida en todo el país y hoy hay una estatua de Karina y el perro Kyrachaan en el aeropuerto de Yakutsk.

Fuente de la foto: Imgur

 

Kyrachaan nos muestra, una vez más, lo inteligentes que son los perros. Si no hubiese sido por él, Karina no hubiese sido encontrada y hoy no estaría viva.

Aquí puedes imágenes del rescate.

 

 

¿Te ha conmovido esta historia? ¡Compártela en Facebook para que más personas puedan conocerla!

 

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>