El fotógrafo vio al bebé moribundo en una cabaña. La transformación a los 3 años sorprende incluso a los médicos.

El fotógrafo vio al bebé moribundo en una cabaña. La transformación a los 3 años sorprende incluso a los médicos.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

En abril de 2013 el fotógrafo Arindam Dey andaba recorriendo los campos del norte de la India. Cuando llegó a Jirania, un pueblo muy pobre, hizo un descubrimiento que lo dejó impactado. En una cabaña de barro vio a una niña pequeña cuya cabeza era tres veces más grande de lo normal. La pequeña bebé, llamada Roona, padecía una extremo tipo de hidrocefalia (líquido en el cerebro) y necesitaba desesperadamente atención médica. El fotógrafo se quedó muy afectado al pensar en el destino que el esperaba a la niña, se hizo amigo de la familia y se quedó durante para ayudar. Al mismo tiempo el fotógrafo fue tomando fotos de la lucha de Roona y su padres. Roona no podía casi sentarse ni gatear a causa de su enfermedad. Cuando nació el médico local aconsejó llevar a Roona a un hospital privado, pero el padre de Roona, de tan sólo 18 año, era analfabeto y tenía un trabajo mal pagado, así que no se podían permitir dar a la niña los cuidados médicos que necesitaba desesperadamente. Lo único que los padres podían hacer esperar un milagro. Y gracias a las fotos que Arindam hizo de la niña, el milagro llegó. La familia no tenía ni idea de que muchas personas en todo el mundo se movilizaría para salvar a su hija enferma. (Advertimos de que las siguientes imágenes puedes herir la sensibilidad de algunas personas).

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Facebook

roona1

Nada más naces a Roona Begum le diagnosticaron hidrocefalia. Esta enfermedad consiste en que las cavidades que se encuentran normalmente en el cerebro contienen una cantidad excesiva de líquido cefalorraquídeo (LCR).

En los bebés, que aún no tienen cerrado el cráneo, puedo provocar un crecimiento desproporcionado de la cabeza. En el caso de Roona el crecimiento fue extremo y tenía 10 kilos de líquido cerebral en la cabeza.

Facebook

roona2

El destino de Roona era incierto, incluso muchos de los vecinos del pueblo la señalaban por la calle y se reían de ella por su enorme cabeza.

Cuando el fotógrafo Arindam Dey descubrió a la pequeña cambió todo. Arindam se quedó impactado y conmovido cuando vio que la cabeza de Roona era tres veces más grande de lo normal. Los médicos le pronosticaron sólo unos meses de vida.

La piel de la cabeza estaba tan estirada que esto le provocó que no pudiera ver.

Facebook

varning1

Sus padres, Abdul y Fatima, no se podían permitir llevarla a un médico especialista que la pudiese ayudar. El sueldo del padre no lo hacía posible. Durante 1 año y medio la cuidaron ellos mismos en su cabaña de barro de 2 habitaciones.

Facebook

Skarmavbild 2016-06-15 kl. 15.23.40

Arindam Dey se hizo amigo de la famlia y pronto comenzó a difundir las fotos que le había hecho a la niña, que acabaron apareciendo en periódicos de todo el mundo.

Miles de personas quisieron apoyar a la familia y comenzaron a llegar donaciones. Pero hubo dos personas que estaban especialmente empeñadas en ayudar a esta familia, dos estudiantes noruegos, Natalie Krantz y Jonas Borchgrevink. Ellos comenzaron unacampaña para recaudar fondos para poder operar a la pequeña. En dos meses consiguieron unos 53 000 euros/ 60 000 dólares americanos, según CNN.

Facebook

buenos1

Un hospital de Nueva Delhi se hizo cargo del resto del gasto y Roona pudo someterse a la primera de las muchas operaciones. Los propios médicos se quedados en shock cuando vieron por primera vez a la pequeña.

”Nunca habíamos visto nada igual, y no sabíamos realmente cómo iba a ser el tratamiento. Ningún hospital había tenido ninguna experiencia previa similar operando a un bebé con tanto líquido cerebral. Nos pusimos a prueba a nosotros mismos y fuimos aprendiendo con la experiencia ”, contó el jefe de neurocirugía, Sandeep Vaishya, a CNN.

Facebook

update1

Inicialmente los médicos eran escépticos. Roona estaba desnutrida, tenía graves infecciones en la parte trasera de la cabeza y estaba muy delicada. Pero tenía algo para triunfar, su enorme voluntad.

Tratar la hidrocefalia suele ser sencillo, pero en el caso Roona, debido a gran tamaño de su cabeza y su frágil cuerpo, el tratamiento era más difícil de lo habitual.

Facebook

roona

Después de 10 operaciones consiguieron que el tamaño de la cabeza de la niña pasase de 93 centímetros a 58. Y pronto la pequeña comenzó a mostrar signos de recuperación. Estaba más feliz y podía ponerse de pie. Comenzó a comunicarse, y lo más importante de todo, recuperó la vista.

Facebook

roona1

Tres años después la situación de Roona ha mejorado enormemente. Su cabeza sigue siendo grande, pero ella está llena de fuerza y ganas de luchar, e incluso se ha convertido en hermana mayor de un niño.

Facebook

roona1

Gracias al apoyo internacional, la familia por fin vez luz al final del túnel.

”Queremos que Roona aprenda a leer y escribir. Tanto mi marido como yo somos analfabetos, y no queremos que se encuentre con las dificultades a las que nos hemos tenido que enfrentar nosotros por esa razón”, dice Fatima.

Facebook

roona2

La vida de Roona ha conmovido a millones de personas de todo el mundo y las donaciones siguen llegando. Esto servirá para que la pequeña pueda ir a la escuela.

Ponle un me gusta a la historia de lucha de esta pequeña y todas las personas que la han ayudado. ¡Se lo merecen!

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>