Ella ama su trabajo en McDonlands –después de 32 años le dan la sorpresa de su vida

Ella ama su trabajo en McDonlands –después de 32 años le dan la sorpresa de su vida

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Todos los que han pasado 32 años de su vida en el mismo trabajo se merecen reconocimiento. Especialmenete cuando hacen esta cosita extra todos lo días. 

Freia David Needham, Massachusetts, Estados Unidos es un muy buen ejemplo de esto. Ella trabajó en un McDonalds de la ciudad durante más de tres decadas y era una trabajadora que era muy apreciada por los clientes y por los otros trabajadores. 

Para algunos tal vez no es gran cosa trabajar en McDonalds, pero para Freia era algo muy grande. A causa de que ella tiene Síndrome de Down ella cuando era joven pensaba que nunca iba a conseguir un trabajo y que nunca iba a tener un salario propio. Pero en 1984, Freia, que en ese entonces tenía 20 años, tuvo la oportunidad de trabajar en McDonalds en Needham.

El 29 de agosto Freia, de 52 años, decidió jubillarse. Y el gesto de la compañía cuando terminó la conmueve a lágrimas.  

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Facebook

Freia nació y creció en Needham. Luego se fue a vivir a Charles River Center. Y fue ahí que tomó contacto con McDonlads. Ellos creían en ella, pero nunca se imaginaron que Freia se iba a volver en la trabajadora más popular de la ciudad durante 30 años. 


Facebook

Cuatro horas por día y cinco días a la semana Freia se dedicaba a trabajar en su amado restaurante. Ahora, que tiene 52 años, ha decidido que es hora de seguir adelante. La fiesta de despedida que le hicieron fue muy bonita y conmovedora. Todos los clientes y los trabajadores le querian dar una linda sorpresa, ¡porque Freia se merece lo mejor!


Facebook

Familiares, amigos, colegas, clientes y hasta medios de la ciudad, estaban ahí ese día para rendirle homenaje por su gran trabajo durante tantos años.


Facebook

Y claro que tambíen tenían un diploma para Freia. "Tu sonrisa, tu entusiasmo y tus abrazos de todos los días convertieron a nuestro restaurante en más que un restaurante", le dijo el dueño del restaurante Timothy McCoy a Freia. 


Facebook

"Estamos muy tristes de que nos deja, pero también muy contento spor todo el tiempo que hemos podido trabajar con ella. McDonalds en Needham nunca va ser igaul sin Freia David".


Facebook

Después de la jubilación Fria va a disfrutar de la vida. Ahora se va a dedicar a hacer lo que más le gusta: pintar y escuchar múisca. ¡Disfruta, Freia. Te lo mereces! 

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>