Entregó a su gata al refugio pero se arrepintió el día siguiente, la reacción del refugio es excelente

Entregó a su gata al refugio pero se arrepintió el día siguiente, la reacción del refugio es excelente

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Imagínate tener que dejar a tu gato en un efugio. ¡No puede ser fácil!
Me conmueve mucho esta historia sobre esta mujer de los EEUU quien tuvo que viajar con su querida Missy a un refugio tras haber recibido noticias duras sobre su propia salud.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

La mujer de Maryland en Estados Unidos adoptó a Missy cuando la gata sólo tenía 1 año. Tres años después la mujer estuvo sentada fuera de un refugio de gatos llorando, porque ya no podía cuidar a su querida Missy.

La mujer estaba enferma y le iban a hacer varias operaciones complicadas que implicaba que no podía cuidar a Missy.

Missy también tomaba medicina diario y tenía una dieta especial y la mujer no conseguía a nadie que podría encargarse de la gata durante su recuperación.

El día que estaba llorando fuera del refugio, la señora había vuelto para ver si Missy aún estaba allí, pero estaba tan frágil que no podía entrar por si misma para saludarle a su gata. Cuando el personal del refugio vio qué triste estaba, consiguieron una forma de convertir la historia en algo muy bonito

Fuente de imagen: Facebook

En vez de entregar a la gata por completo, el refugio anunció que estaban solicitando dos “familias adoptivas” para Missy. Se encargarían de la gata sin costo hasta que la mujer se hubiera recuperado de las operaciones. Y después Missy podía volver a vivir con la mujer, probablemente para el otoño.

Un montón de personas se anotaron y muy pronto consiguieron a dos amantes de gatos que podían cuidar a Missy y asegurar de que estuviera bien durante ese tiempo.

La directiva del refugio escribió hace unos días que la mujer había vuelto con Missy para entregarla a la primera familia adoptiva. La página web de animales The Dodo también escribe que Missy está muy bien en su nuevo hogar: “La voluntaria que está cuidando a la gata cuenta que está bien, ha enviado muchas fotos a la dueña de Missy y siempre la mantiene al tanto, le dice Chris Collins del refugio a The Dodo.

Tan pronto que la dueña esté bien, Missy regresará a su hogar verdadero.

¡Qué bonito gesto por parte del refugio! Y qué bien por Missy poder volver con su dueña.

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>