Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

El médico dice que su bebé ha muerto. Entonces la mamá abraza a su hijo y deja a todos en shock.

Kate Ogg de Australia iba dar a luz a sus mellizos después de 27 semanas de embarazo cuando los médicos explicaron que uno de los bebés, Jamie, estaba muerto. La peor noticia que unos padres pueden recibir Pero Kate se negó a creerles. Ella se quedó abrazando a Jamie durante dos horas al mismo tiempo que le contaba que su hermana Emily estaba bien y que querían que él estuviera bien. Lo que pasó después no es más que un milagro que dejó a los médicos en shock. Esto es una historia muy fuerte que nos recuerda de la importancia de nunca perder la esperanza. El amor de una madre es lo más fuerte que existe.  

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

 

Leer más sobre