Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Joven madre desesperada abandona a su hijo – 7 años después se entera de algo inimaginable

Kris Smith tenía tan solo 16 años cuando se quedó embarazada de su hijo Matthew. Había sufrido maltratos, escapó de varios hogares de acogida y acabó viviendo en la calle. La vida era muy complicada para la joven y, aunque quería a su hijo, vio que no podía darle una buena vida. A los 21 años decidió darlo en adopción, con la esperanza de que pudiera tener una mejor vida. 

7 años después Kris consiguió arreglar su vida y quiso saber cómo estaba Matthew. 

 La sorprendente realidad que descubre hace que Kris tome la decisión de su vida. 

Cuando Kris Smith tenía 21 años se separó dramáticiametne de su hijo de Matthew, de 3 años. En aquel momento vivían en la calle y no podía darle la vida que se merecía, y por esta razón lo dejó en adopción con la esperanza de que pudiese tener una vida mejor.

nino1

En los años siguientes Kris vivió en la calle, saltando de un refugio a otro. Kris había sido maltratada en familias de acogida, y el futuro no parecía muy prometedor para ella. 

Pero un día ocurrió algo en su interior.

– Sentí que tenía que elegir entre vivir o morir, y elegí vivir, cuenta Kris a Reality Zone.

Kris pasó por un restaurante llamado Wendys y se dijo a sí misma que necesitaba un trabajo para poder conseguir una vivienda. El dueño vio que Kris era una persona honesta y le dio una oportunidad. Y fue ahí donde la vida de Kris comenzó a dar un giro. Pronto pudo alquilar un apartamento. En el trabajo conoció a un buen hombre con el que después se casó. El hombre tenía un hijo, lo que despertó los sentimiento de Kris, y decidió contactar con la trabajadora social que se había encargado de su hijo. Y lo que descubrió fue la mayor sorpresa de su vida. 

Habían pasado 7 años desde que dejó al niño, pero nadie lo había adoptado. El niño estaba en una institución con otros niños. 

Matthew tenía casi 4 años cuando su madre lo dejó. Muchos padres adoptivos prefieren bebés y fue difícil encontrarle un hogar a Matthew. 

nino2

Cuando sintió que no pertenecía a ninguna parte, comenzó a tener dificultades para adaptarse. Kris, acompañada de una amiga, fue hasta donde Matthew vivía. Sus miradas se cruzaron, y entonces corrieron el uno al otro y se fundieron en un abrazo. 

En unos meses, Kris y Matthew consiguieron rehacer los lazos que los unían. Y poco a poco fueron afianzando una familia, junto con el marido de Kris y su hijo. Un tiempo después lo hicieron oficial, Kris adoptó a Matthew, algo precioso que es muy poco habitual. 

nino4

Todos los niños abandonados fantasean con la posibilidad de que sus padres verdaderos vuelvan a por ellos. En el caso de Matthew fue un sueño hecho realidad.

Comparte esta conmovedora historia de reencuentro. 

 
 

Leer más sobre