Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Mujer embarazada alerta sobre un virus similar al Zika del que posiblemente nunca oíste hablar

Las mujeres embarazadas saben que tienen que evitar el sushi o alejarse de la arena de gato sucia, pero pocas conocen otro riesgo: besar o compartir bebidas con niños pequeños.

Katie Leveque es madre de dos niños y aprendió esto de la peor forma. Por eso ahora trata de generar conciencia sobre un virus parecido al zika del que pocos hablan: el cytomegalovirus, también conocido como CMV.

Similar al virus del Zika, el CMV afecta generalmente a bebés no nacidos y puede causar un estrechamiento de la cabeza, parálisis cerebral y otras secuelas de por vida.

Katie descubrió esto con su hijo de sólo 8 meses, Liam, quien nació afectado por la enfermedad: tiene un retraso en su desarrollo y un pobre tono muscular.

Pronto aprendió que esto podría haberse evitado si lo hubiera sabido y recomienda a las mujeres embarazadas que sean conscientes del CMV y pidan a sus médicos que les hagan las pruebas.

¡Por favor, lee esto y no dudes en compartirlo con todas las mujeres que conozcas!

CMV es un virus común presente en la mitad de la población adulta, pero es más peligroso si un niño pequeño lo contagia a una mujer embarazada. Esto puede pasar con actos tan simples como compatir utensilios con los niños pequeños o besarles en los labios. 

En el caso de Katie, lo contrajo tras compartir bebidas o utensilios con su otro hijo, Benjamin, mientras estaba embarazada.

Fuente: CityNews Toronto

“Todos son conscientes y están aterrorizados por el virus del Zika, cuando en todas partes tenemos el CMV, que es similar”, dice Katie. 

A diferencia del virus Zika, que es extremadamente raro, cerca de 8.000 bebés nacen con CMV cada año. En países como Canadá se registraron 400 casos con secuelas de por vida.

Ahora Katie quiere que las madres y todo el mundo en edad de tener hijos sean conscientes de este virus que tan común como el de la gripe en la casa, especialmente si tienen niños pequeños.

Source: CityNews Toronto

“Nunca habría imaginado que dejarle beber de mi agua o compartir mi tenedor con él llevaría a algo como esto”, dice Katie.

Si te preguntas por qué no has oído hablar del CMV es porque la comunidad médica está dividida sobre si informar a las mujeres embarazadas. Esto se debe a que el 80% de los bebés infectados nacen bien.

En el caso de Katie, Liam pertenece a ese desafortunado 20%.

“Espero que los obstetras, comadronas, incluso los doctores de cabecera de la gente que está pensando en tener hijos les informen sobre el virus”, añade Katie. 

Fuente: Facebook

¿Habías oído del CMV?¿Crees que los médicos deberían advertir más sobre él? Comparte tus comentarios y, por favor, no dudes en compartir la historia de Katie para generar conciencia sobre este virus común.

 
 

Leer más sobre