Hijo ignora a su madre hasta su muerte – mira dentro del ataúd y se da cuenta de lo más terrible

Hijo ignora a su madre hasta su muerte – mira dentro del ataúd y se da cuenta de lo más terrible

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Tras su larga y exitosa carrera en el mundo de la lucha libre nadie podía creer que Marc Mero, o  ”Johnny B. Badd”, como era conocido, pudiera llegar a ser un inspirador conferenciante. 

Pero Marc Mero no solo demostró que podía dar charlas inspiradoras sino que además lo hacía muy bien. 

Sin embargo Marc Mero tiene un oscuro secreto que pocos conocían y que durante una charla en mayo decidió contar. Un secreto que hizo que nadie del público pudiese contener las lágrimas. 

© Wikipedia

Desde que se retiró de la lucha, el luchador Marc Mero ha trabajado duro para crear una organización centrada en la lucha contra el acoso. 

Como él era conocido como un luchador "cruel", muchos se quedaron muy sorprendidos del giro que había dado su carrera con sus nuevos proyectos. 

Hoy es uno de los líderes de opinión más importantes de los Estados Unidos y muy apreciado por sus conferencias en escuelas. 

Viaja por todo el país para hablar a alumnos de todas las edades sobre el pensamiento positivo, amor y decisiones las difíciles de la vida.

© Facebook/Marc-Mero

En mayo de 2016, en honor del día de la madre, el ex luchador fue a una escuela para transmitir un potente mensaje a un grupo de alumnos. 

El mensaje, que tocaba los temas de la muerte, la pena y el amor hizo que ni un estudiantes pudiese contener las lágrimas después de sólo unos minutos. 

© Youtube

El luchador comenzó su charla hablando de su relación con su madre. 

Marc se sentía avergonzado de ella cuando era adolescente, le molestaba que estuviese siempre pendiente de lo que hacía o por dónde andaba. 

Su madre solo quería lo mejor, pero a Marc le parecía que ella pensaba mal de él todo el tiempo, como si ella creyese que era un fiestero y no un deportista serio. 

Marc cuenta entonces, muy serio, la historia de cuando estaba en una gira de lucha en Japón y le llegó la noticia de que su madre había fallecido. 

"Tiré el teléfono. Salí corriendo de la habitación del hotel. Tomé el ascesor hasta el lobby. Cuando las puertas se abrieron, corrí a la calle. Corrí por mitad de una calle de Hiroshima, en Japón, y recuerdo que miré hacia arriba y dije: "Mamá, lo siento tanto". 

Los estudiantes siguieron escuchando el emotivo relato de Marc sobre el funeral de su madre. 

”Estaba tan nervioso cuando pensaba en acercarme a su ataúd, que no me atrevía. Yo pensaba para mí mismo: "Mamá, por favor, despierta. Por favor, levántate". 

Marc explica que todo en su vida giraba en torno al dinero y "ganar el combate". Nuca estaba ahí para lo que, en realidad, más quería, su familia. 

Después de la muerte de su madre entendió que el verdadero valor de la vida era su familia, pero también comprendió lo rápido que esta puede desaparecer. 

Marc dejó un mensaje a los adolescentes reunidos en el aula para escucharlo: 

"Ya no vivo pensando en el tiempo, vivo el momento". La vida no se trata de cuánto tienes en la cartera, sino de lo que hay en el corazón, es tu corazón lo que de verdad importa. El amor es sólo una palabra hasta que alguien llega y le da significado". 

En el siguiente vídeo podéis ver la charla en su idioma original, inglés.

La verdad es que deberíamos apreciar más a las personas que tenemos cerca, al menos mientras estemos en este mundo. 

Cuando sentimos que la vida se convierte en una competición y una búsqueda constante de algo, deberíamos pararnos, respirar, y disfrutar de la vida, de todas las cosas bonitas y maravillosas que hay. Vivir el momento.  

Si quieres ver más artículos dale 'me gusta' al botón de abajo.

 
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<div id="taboola-below-article-thumbnails"></div> <script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({ mode: 'thumbnails-a', container: 'taboola-below-article-thumbnails', placement: 'Below Article Thumbnails', target_type: 'mix' }); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>