Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Ella tiene vergüenza de su voz. Entonces su esposo la filma a las escondida y el resultado muestra que ella debe estar muy orgullosa.

Somos muchos que nos encanta cantar, pero preferimos hacerlo sin que nadie nos escucha o vea. ¿Te reconoces? Entonces también te puedes reconocer en lo que siente Anna. Ella prefiera cantar cuando está en la casa, y la única persona que la puede escuchar es su esposo. Pero él sabe el talento que Anna tiene y quiere que más gente escuche su bella voz. Así que él montó una cámara en la sala de la casa, al frente del televisor, sin que ella supiera. Y el resultado de su improvisada versión de Hallelujah es...escuchen ustedes mismos. Anna debería estar muy orgullosa.      

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.