Nace con la cabeza gigante – pero su recuperación deja a los médicos sin palabras

Nace con la cabeza gigante – pero su recuperación deja a los médicos sin palabras

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

La historia del pequeño Parker, tal y como la describe su papá, es de amor incondicional.

Parker nació con hidrocefalia, una condición donde se da una acumulación anormal de fluído en el cerebro.

Para Parker esto significa que su cerebro sólo ocupa un 5% de su cráneo, en comparación al 90 o 95% en un bebé normal.

El personal del hospital advirtió que los padres debían prepararse para lo peor, pero pronto se hizo evidente que su pequeño no iba a tirar la toalla…

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Fuente

La situación de Parker era tanto seria como sorprendente, según concluyeron los doctores que examinaron sus radiografías. Sus padres, Crysie y Ryan Grelecki recibieron la noticia de la anormalidad de su bebé antes de que naciera, dejándoles muy impactados y preocupados.

Fuente

Pero hicieron lo que todos los padres deberían hacer: apoyaron a su hijo nonato, incondicionalmente. “Estuve a su lado todo el tiempo. Traté de hablarle, de preguntarle, de sujetar su mano, de acariciarle”, dice su papá, Ryan.

Tras unos días, el pequeño Parker empezó a ser sometido a cirugías para ayudarle a drenar el líquido de su cabeza y aliviar la presión.

Fuente

Dos semanas después, Parker pudo irse a casa, y cuatro semanas después empezó su terapia física.

Fuente

Según la madre, Crysie, a Parker le llevó algún tiempo sentarse o mantener su cabeza en alto, pero al final lo logró.

Parker también se saltó la fase de gateo y empezó a caminar directamente.

Los padres de Parker dicen que todo se lo deben al Hospital de niños de Atlanta y a su personal, que al final se sentía como una extensión de su propia familia.

Fuente

La recuperación de Parker es una de las tantas historias de éxito de este hospital, que es mundialmente famoso por sus programas de rehabilitación.

Ahora este niño con gafas y una mata de cabellos dorados es casi irreconocible respecto al día en que nació.

Fuente

¡Qué niño más valiente!

Fuente

Su orgullosa madre le describe como una “caja que habla” un “niño adorable”, y está claro que siente todo el amor a su alrededor, no sólo de su madre biológica, sino también de la familia del hospital.

Comparte la fabulosa historia de la recuperación de este niño que todo el mundo, menos sus padres, daba por perdido.

 Si quieres conocer más historias de superación, puedes poner un 'me gusta' abajo. 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>