Todos en la calle le dan la espalda al perro hambriento – hasta que se acerca una desconocida y hace lo correcto

Todos en la calle le dan la espalda al perro hambriento – hasta que se acerca una desconocida y hace lo correcto

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Hay, lamentablemente, muchos perros vagabundos en este mundo. Pero afortunadamente también hay miles de amigos de los animales que están ahí cuando estos compañeros de 4 patas están en peligro. 

Quizá por eso es importante que se conozca la historia de Ojitos, porque muestra que aún hay esperanza. 

Hay, lamentablemente, muchos perros vagabundos en este mundo. Pero afortunadamente también hay miles de amigos de los animales que están ahí cuando estos compañeros de 4 patas están en peligro. 

Quizá por es importante que se conozca la historia de Ojitos, porque muestra que aún hay esperanza. 

Ojitos era un perro hambriento que vagabundeaba por las calles de Perú, solo. Estaba desnutrido, perdido y sin nombre. 

Cada día Ojitos pasaba por tiendas y restaurantes con la esperanza de alguien lo ayudaría, pero todos le daban la espalda. Era como si no existiera. 

Pero un día especial todo cambió. 

Dos mujeres no pudieron soportar ver a Ojitos sufrir. Lo llevaron a un lugar seguro, le dieron comida y le pusieron un nombre: Ojitos. 

Y fue sólo el comienzo del viaje. 

Continua leyendo abajo y verás el increíble cambio unas semanas después.

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Youtube

Ojitos vivía en la calle en la ciudad peruana de Iquitos. Nadie sabía mucho del perro y nadie parecía estar muy interesado en saber. 

Sólo miraban hacia otro lado cuando el perro se acercaba a saludar.

Youtube

Como podéis ver, Ojitos estaba en muy mal estado. Luchaba por su vida cada día en la calle. 

Por suerte, hubo personas que se negaron a verlo sufrir así. 

Dos mujeres se llevaron a Ojitos para cuidarlo. 

Youtube

Al principio Ojitos era muy reservado. No parecía creer que podía merecerse amor y cuidados, porque nunca nadie le había hecho caso. 

Pero pronto fue comenzando a confiar en sus ángeles de la guarda, Joyci y Bianca. Al final entendió que no todas las personas son malas. 

Youtube

Despacio pero segure Ojitos se fue recuperando. Recobró el apetito, su pelaje volvió a crecer y sus ojos recuperaron el brillo. 

Un gran cambio ¿verdad?

Youtube

Una mujer, llamada Úrsula Vari, ayudó también al perro. 

Ella dirige una fundación para recaudar dinero para que perros callejeros en Perú puedan ser rescatados y sacados de la miseria. 

”Esta es mi pasión y mi vida, y querio ayudar a esas almas", escribe Úrsula. 

Youtube

Gracias al gran corazón de estas personas anónimas, Ojitos han podido comenzar a vivir una nueva vida. 

Ahora tiene nuevos amigos perros en su nuevo hogar, donde recibe mucho amor. 

En el vídeo de abajo podéis ver como se encuentra hoy Ojitos.

En Newsner y La Biblia de los Animales pensamos que todos los animales se merecen amor. Comparte la historia de Ojitos si estás de acuerdo.

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>