Una desconocida amamanta a su bebé – entonces les llegan comentarios que hacen saltar chispas en internet

Una desconocida amamanta a su bebé – entonces les llegan comentarios que hacen saltar chispas en internet

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_336x280 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:336px;height:280px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4548533658"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Underheadline_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4605785654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Las madres normalmente sienten que podrían hacer cualquier cosa por el bien de su hijo.

Regañar a un acosador, levantar un auto, controlar el tiempo y el espacio, ¡ningún problema!

Creo que la mayoría de las madres también estarían de acuerdo con que hay algo que se llama el ”instinto maternal”, porque una madre siempre se asegura de proteger a su hijo, antes que cualquier cosa. 

Pero si notas que otro niño necesita ayuda, es normal que también brindes tu ayuda.

Una situación así se le presentó a Rebecca Wanosik que es madre de seis hijos.

Había salido a cenar con su esposo cuando oyó a un niño pequeño gritando y pidiendo ayuda...

<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8968606456"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Between_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="7559252058"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
Facebook/Rebecca Wanosik

Rebecca Wanosik ­y su esposo Anthony son padres de seis hijos, uno de los hijos todavía es bebé que necesita ser amamantado.

Rebecca tiene mucha práctica en ser madre y sabe bastante al respecto.  

Como madre de seis hijos es importante para ella brindar apoyo a otras madres cuando la necesitan. 

Facebook/Rebecca Wanosik

A finales de septiembre, Rebecca y si esposo lograron tener un poco de tiempo libre para si mismos y salieron una noche de un sábado a cenar juntos. 

”Por primera vez en más de un año, mi marido y yo tuvimos un poco de tiempo a solas… tenemos seis hijos, así que tal vez podéis entender que no tenemos tanto tiempo para dedicarno a nosotros como pareja”, cuenta Rebecca a la página web Littlethings

Sin embargo, a pesar de ser una noche especial, Rebecca no dudó un segundo cuando recibió un mensaje de texto en mitad de la cena. 

Una amiga le había mandado un mensaje y preguntó si Rebecca, quien aún estaba amamantando a su bebé, podía ayudar a una pequeña niña cuya madre estaba hospitalizada lista para ser operada y no la podía amamantar. 

Rebecca nunca había visto a la madre del bebé pero no dudó ni un segundo, por supuesto que podía ayudar si era urgente. 

Facebook/Rebecca Wanosik

 A los pocos minutos la niña llegó a casa de Rebecca, agotada y hambrienta. 

”Se veía muy cansada, su rostro estaba hinchado, aparentemente estaba agotada y necesitaba dormir”, cuenta Rebecca.  

Le dio pecho a los dos bebés en casa y ellos no dudaron en alimentarse. 

Los dos bebés parecieron llevarse muy bien durante su cena y Rebecca no pudo evitar tomar una foto del momento conmovedor. 

Luego subió la foto por Facebook que pronto fue compartida por mucha gente, ya ha recibido 195 000 reacciones y ha sido compartida más de 82 000 veces. 

Facebook/Rebecca Wanosik

Pero a pesar de que la mayoría de las reacciones fueron positivas, algunos opinaron que las fotos eran inapropiadas y que deberían ser clasificadas como ”contenido sexual”.  

Le llegaron comentarios como ”¡¡¡Tápate!!!! Nadie quiere ver tus senos. Esto es Facebook, no es una página para buscar amantes”. 

Otros escribieron: ”Es de mal gusto, jamás amamantaría a un hijo ajeno y tampoco quiero que amamanten al mío... ¡Qué asco!"

Al final Rebecca decidió quitar la publicación después de todos los comentarios hostiles. 

Pero Rebecca insistió en que pensaba usar sus senos para el uso que son creados: para alimentar a bebés.

”Espero que otra mujer hubiera hecho lo mismo para mis hijos”, dice Rebecca.

Facebook/Rebecca Wanosik

Afortunadamente, le llegaron un montón de comentarios positivos cuando Rebecca contó toda la historia detrás de la foto.

Personalmente no veo nada malo en esto, en la gran parte de la existencia de la humanidad las mujeres han ayudado a alimentar a bebés que no son suyos. 

Pero en las últimas décadas se ha vuelto tabú el tema de amamantar, hoy en día hemos visto que hay mujeres que han sido atacadas por amamantar en público.

Facebook/TheMilkMeg

Por supuesto todo el mundo tiene el derecho de tener su propia opinión al respecto, pero hacer comentarios despreciativos sobre las madres que se ayudan entre sí, eso simplemente no es aceptable. 

Más bien siento que Rebecca merece un gran aplauso por su gran gesto ayudando a una mujer en un estado crítico  a quien ni siquiera conocía. 

¡Comparte esta historia con tus amigos si estás de acuerdo!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.   

 
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<div id="rcjsload_0855f0"></div> <script type="text/javascript"> (function() { var referer="";try{if(referer=document.referrer,"undefined"==typeof referer)throw"undefined"}catch(exception){referer=document.location.href,(""==referer||"undefined"==typeof referer)&&(referer=document.URL)}referer=referer.substr(0,700); var rcel = document.createElement("script"); rcel.id = 'rc_' + Math.floor(Math.random() * 1000); rcel.type = 'text/javascript'; rcel.src = "http://trends.revcontent.com/serve.js.php?w=30897&t="+rcel.id+"&c="+(new Date()).getTime()+"&width="+(window.outerWidth || document.documentElement.clientWidth)+"&referer="+referer; rcel.async = true; var rcds = document.getElementById("rcjsload_0855f0"); rcds.appendChild(rcel); })(); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_300x600 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:300px;height:600px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="4398806055"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>
<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- ES_Bottom_970x250 --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:970px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-5840994067977481" data-ad-slot="8829005654"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>