Ya puedes dejar de comprar ajo - Mira este truco para cultivarlo facilmente en casa

Ya puedes dejar de comprar ajo - Mira este truco para cultivarlo facilmente en casa

El ajo no sólo es maravilloso para la salud, también es un intensificador del sabor de la comida. 

Independientemente de si comes ajo para aumentar el sabor de tu sopa o para mejorar la salud, igual no tienes por qué ir a comprarlo siempre. 

Resulta que es facilísimo cultivarlo en casa. 

Wikipedia

Es bueno para el corazón

Varios estudios han mostrado que el ajo es bueno para el corazón, contiene ácido sulfhídrico que tiene efectos positivos en nuestros vasos sanguíneos, una dosis pequeña del ácido sulfhídrico estimula las células en las paredes de los vasos que se abren y la sangre puede fluir mejor. 

– En los países mediterráneos, con alto consumo de ajo, hay niveles relativamente bajas de enfermedades cardiovasculares, dice David Kraus a BBC News.

Fortalece el sistema inmunológico

Mucha gente consume el ajo para protegerse de enfermedades como la gripe, el ajo estimula el sistema inmunológico.

Ayuda contra enfermedades

El consumo frecuente de ajo puede contribuir a bajar el nivel de colesterol en el cuerpo, el ajo contiene aliina que se convierte en alicina cuando el ajo se prensa o se corta, la alicina a su vez baja la tensión y contribuye a una salud mejor. 

Shutterstock

Cultívalo tú mismo ¡Es fácil!

No sólo es muy saludable y rico comer el ajo, también es fácil cultivarlo. Puedes comprar un poco de ajo en el mercado para luego cultivar más en casa, de esa forma siempre tendrás bastante de ajo accesible en casa. 

Sólo necesitas seguir estos 5 pasos sencillos:

1. Abre el ajo y separa los dientes, entierra los dientes de ajo a 5 centímetros de profundidad en tierra (abono) suelta y húmeda.

2. Los dientes de ajo deben colocarse con el pico hacia arriba, mantén la maceta o el contenedor en la parte más soleada de la casa. 

3. Asegúrate de que la maceta se libere del exceso de agua, si no, el ajo se pudrirá en la tierra húmeda.

4. Cuando las hojas vayan saliendo, córtalas para usarlas en la comida, cuando ya no tiene fuerza para producir más hojas, puedes tirar el diente de ajo y colocar uno nuevo en la tierra.

Shutterstock

¡Parece muy sencillo y en verdad lo es!

¡Comparte este truco con tus amigos en Facebook y pruébalo para ahorrar un poco de dinero!

Si quieres más artículos parecidos a este por favor dale 'me gusta' al botón de abajo.