Pareja que sirvió junta en la Segunda Guerra Mundial, casada durante 7 décadas, fallece el mismo día

La mejores historias de amor no se dan en Hollywood, sino en la vida cotidiana de las parejas que muestran un intenso amor entre ellos. Aquellos que dudan de ello solo necesitan mirar a esta pareja, que murió con pocas horas de diferencia después de estar más de 70 años juntos.

Isabell Whitney y Preble Staver se conocieron en una cita a ciegas en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, donde estudiaban a principio de los años 40. La semilla del amor quedó plantada, pero tardó en florecer.

La Segunda Guerra Mundial estaba en pleno apogeo en Europa y tanto Isabell como Preble unieron su esfuerzo con los Aliados y contra los nazis. Isabell trabajó como enfermera de la Marina estacionada en Maryland, y Preble se convirtió en marine y obtuvo una estrella de bronce por su valentía.

Cinco meses después del final de la guerra Isabell y Preble se casaron el 15 de febrero de 1946.

Fue el comienzo de un hermoso matrimonio que duró siete décadas y que terminó tan bien como comenzó…

Isabell y Preble Staver se casaron y tuvieron cinco hijos juntos. Isabell los crió y fue la roca de la familia, mientras Preble iba luchando con, su carrera profesional. La pareja estuvo fuertemente unida cuando su hijo Peter murió trágicamente jugando al fútbol en su último año de secundaria.

Al crecer los hijos, Isabell retomó su trabajo de enfermera.

Facebook / The Greatest Generations Foundation

La hija de la pareja Laurie Staver Clinton, de 62 años, describe a sus padres en la revista People.

“Eran gente increíble. Mi madre me enseñó que no se puede cambiar a las personas pero tu puedes cambiar tu actitud hacia ellas”, comenta Laurie.

“Papá era el estricto de la familia. Mi madre trataba de serlo pero nosotros sabíamos que podíamos engatusarla. En mi casa eran las reglas del padre las que se mantenían”.

Facebook / The Greatest Generations Foundation

En 2013, la pareja se mudó a un centro de cuidados intensivos en Norfolk, Virginia, después de que a Isabell le diagnosticaron demencia.

Para Preble era frustrante ver a su esposa luchar contra la demencia. Lamentablemente los tuvieron que colocar en habitaciones diferentes. Afortunadamente, Isabell todavía lo recordaba.

“Algunas veces le teníamos que decir que se concentrara y lo mirará bien. Cuando lo hacía y sabía que era papá, sonreía”, explica Laurie.

Credit: Facebook

A medida que se acercaba su 96 cumpleaños, Preble hizo una petición. Pidió tomar una siesta más con su esposa.

El personal lo organizó de tal manera que la pareja pudiera acostarse el uno en frente del otro durante unas horas.

Laurie dijo: “No entrecruzaron ni una sola palabra, solo se tomaron las manos y se quedaron dormidos. Le dije a papá: “este es el regalo de cumpleaños de mamá”. Estaba tan increíblemente feliz de poder dormir al lado de su mujer.

Laurie Staver Clinton / Facebook

Unos días más tarde, un 25 de octubre, a Laurie le informaron de que era ya hora de despedirse de su madre.

Ella se llevó a su padre para que también pudiera despedirse de su mujer.

“Él le tomó su mano, era tan lindo. Le pregunté si deseaba quedarse después de las oraciones, y él negó con la cabeza. Le dije: “Está bien, pero ¿sabes que eso significa que vas a tener que soltar su mano?” Estaba llorando, y él estaba llorando”, dijo Laurie.

Isabell murió aquel día y Preble la siguió unas horas después.

Sorprendentemente la pareja, que nació con 14 días de diferencia, murió con solo 14 horas de diferencia.

Laurie Staver Clinton / Facebook

Laurie compartió el secreto del matrimonio de 70 años de sus padres.

“Mamá y papá realmente vivieron eso, si tienes un compromiso, aunque la vida se ponga difícil o la vida obstaculice el camino, trabajas para salir adelante y se vive la vida juntos”.

Laurie Staver Clinton / Facebook

¿No es sorprendente que Isabell y Preble estuvieran juntos hasta sus últimas horas?

¡Por favor comparte si también crees en el amor verdadero!