Cazadora que posa junto a rara jirafa negra muerta responde al grito de las redes sociales

Hay muchas personas que no están de acuerdo con la caza, y mucho menos con exhibir fotos de los animales muertos que se han cazado.

La cazadora Tess Thompson Talley se dio cuenta de esto la semana pasada, cuando internet explotó tras ver una foto en la que aparece sonriente con delante de una jirafa negra muerta que acababa de cazar en Sudáfrica.

Se puede ver a Talley en cuclillas ante la criatura, con un rifle de caza apoyado en su hombro y la cabeza de la jirafa casi metida en su costado.

Para NO gran sorpresa, la imagen se volvió viral rápidamente. Africa Digest publicó la imagen en Twitter junto con un título bastante incendiario, mientras que activistas por los derechos de los animales de todo el mundo han expresado su condena.

Pero, según los medios, Talley respondió a la crítica generalizada diciendo a Daily Mail que no lamenta sus acciones.

Credit: Facebook
Facebook

Famosos americanos como Ricky Gervais y Debra Messing encabezaron la acusación, mientras miles de personas, en todo el mundo, mostraba su frustración después de ver la imagen de Tess Thompson Talley, con su presa después de haber matado a tiros a una jirafa negra.

Sin embargo, en lugar de rendirse a la firme oposición que ha recibido, Talley ha respondido defendiendo su decisión de mostrar su asesinato.

Talley declara a Daily Mail: “Esto es mucho más que una afición para mí, es una pasión”.

“Si publicas algo en lo que crees, sea caza, religión o política, siempre va a haber alguien que te odie”.

“Y soy mujer, y eso lo empeora aún más”.

A pesar de las continuas críticas para su abolición, la caza en Sudáfrica sigue siendo una fuente de ingresos para el país por el turismo que atrae.

La propia Talley habla de la cantidad de gente que se ha beneficiado de su más reciente caza:

“Otras personas se han beneficiado. La compañía de safaris, la aldea, los lugareños, la economía, todos se beneficiaron.

Esta jirafa había matado a tres más jóvenes. Cuando la maté, estaba caminando entre sus huesos.

La manada está floreciendo ahora que este miembro ya no está.”

Twitter

“Tenía 18 años. Si tienes un perro viejo y enfermo, lo sacrificas para que deje de sufrir. Esto es lo mismo.”

Y lo que es peor, Talley, de 37 años, dice que no tiene planes de dejar de retratar sus momentos de caza, y no descarta la posibilidad de volver a Sudáfrica en el futuro.

“Eso es lo que hacen todos los cazadores, todos posamos con nuestros trofeos”, cuenta Talley, y añade:

“Es como visitar un monumento y posar delante de él. De esa forma, tienes un recuerdo”.

Talley puede que esté convencida de que su acciones están justificadas, pero yo no estoy tan segura. 

Si tú también estás en contra de la caza y crees que debería haber leyes que prohibiesen a estas inocentes criaturas en el mundo, ¡COMPARTE esta historia y difundamos, así, este mensaje por el mundo!