Científicos confirman: Los perros pueden reconocer a las buenas y a las malas personas

Este es un debate que ha durado desde que los perros y los humanos son compañeros: ¿Hasta dónde llega la intuición canina?

Algunas personas te dirán que los perros tienen un instinto para detectar de inmediato a las personas que tienen problemas. Otros creen que, como los humanos, pueden ser engañados y manipulados en función de sus necesidades y deseos primarios. Es más, dicen que los perros son incluso peores jueces de carácter que sus dueños, que eligen a quién les gusta o no por azar. Sin embargo, un nuevo estudio difundido por la BBC, ha demostrado que nuestros amigos de cuatro patas pueden tener mucho ojo cuando se trata de analizar cuán confiable es una persona.

Shutterstock

El estudio en cuestión fue realizado por AkikoTakaoka de la Universidad de Kyoto, en Japón. El científico y su equipo intentaron descubrir si un perro continuaría confiando en alguien que le había mentido.

Y entonces, dividieron su experimento en tres secciones. Querían saber si un perro podía discernir si una persona no era de fiar o no, basándose únicamente en cómo habían actuado antes.

Según John Bradshaw, de la Universidad de Bristol, el estudio demuestra que los perros prefieren el mundo de confianza. En otras palabras, no les gusta las sorpresas.
Shutterstock

En el experimento, los dueños de los perros apuntarían a un contenedor con comida adentro. El perro corre hacia ella. Después de eso, los propietarios los enviarían a un contenedor sin comida. Los perros fueron, naturalmente, engañados, a los contenedores sin comida también.

Que los perros puedan desarrollar una comprensión de los gestos humanos no es una sorpresa. Sin embargo, si los gestos son inconsistentes, los perros pueden estresarse y ponerse nerviosos.

En la tercera ocasión, los perros se negaron a creer a los mentirosos. 34 perros participaron en el experimento y, según el Animal Cognition Journal, todos mostraron los mismos resultados. Es decir, utilizaron su experiencia previa para determinar que no se puede confiar en una persona.

Cuando apareció una nueva persona y se replicó la primera ronda, señalando un contenedor con comida, los perros siguieron las instrucciones sin cuestionar.

Según Takoaka, es sorprendente que los perros “devaluaran la fiabilidad de un ser humano” tan rápidamente.

“Los perros tienen una inteligencia social más sofisticada de lo que pensábamos. Esta inteligencia social evolucionó selectivamente en su larga historia de vida con los humanos”.

Takoake ahora planea someter a lobos a la misma prueba, un proceso que podría revelar los “efectos profundos de la domesticación” en la inteligencia de los perros.

Shutterstock

Por lo tanto, parece que los perros pueden distinguir entre personas poco confiables y confiables, aunque tal vez solo después de haber sido sometidos a algún tipo de indicador.

¿Crees que los perros son más inteligentes de lo que los humanos creen? ¡Dale al botón COMPARTIR si es así!