Perro muere de repente – la dueña desesperada advierte a los demás del peligro de algunos juguetes para animales

Todos sabemos que los perros son muy juguetones y nunca se niegan a juguetear un rato. Si lanzas una pelota a un perro, puedes estar seguro de que irá detrás de ella. Si le das un juguete con seguridad el perro comenzará a olisquear y a morderlo.

Por ello, los dueños deben tener mucho cuidado con lo que se les da a los perros y tener plena confianza en qué es adecuado para ellos.

Ahora la dueña de un perro, Indria Tuckler, quiere advertir a los demás sobre lo que se les ofrece a los perros, tras sufrir un trágico incidente que nadie puede olvidar.

Promocionado como producto seguro

Indria Tuckler ama a su Golden Retriever más que a su propia vida. Por esta razón es muy cuidadosa a la hora de elegir los juguetes para su mascota.

Indria encontró un juguete de cuerda, uno de los más comunes entre los perros. A estos les encanta morderlo y chuparlo. Según la publicidad del producto era “imposible” que el perro la rompiera, y por lo tanto era un juguete seguro y duradero.

El perro murió dos días más tarde

Pero no fue así en este caso. Y en último segundo Indria descubrió que su amado Golden Retriever, Sam, había partido su juguete de cuerda en trozos y lo tenía en la boca. Los trozos eran lo suficientemente pequeños como para tragárselos.

Indria consiguió que Sam los escupiera, pero en ese momento no sabía todo lo que el perro se había tragado con anterioridad.

Dos días después el perro murió de una hemorragia interna producida por el juguete que recibió. Indria quiso alertar de inmediato a otros dueños de perros de inmediato y recurrió a Facebook.

“Parecía muy seguro, imposible romperse, pero a pesar de ello encontré varios trozos del juguete, el mismo día”, escribió Indira en el Facebook.

Indria escribió también donde se podía comprar y cómo eran estos juguetes para evitar que otros los comprarán.

Este tipo de juguetes para perros son muy peligrosos. Por favor comparte este artículo para advertir a los demás. Que nadie sufra la pérdida de un perro de esa manera.