Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

El viaje de la perrita Bella y su dueño ha hecho derramar muchas lágrimas

El lazo que une a un perro y su dueño es muy especial y quizá difícil de entender para las personas que nunca han tenido mascota. 

Para Robert y su perrita Bella esa unión era muy fuerte, por eso cuando Robert recibió la noticia de que Bella estaba muy enferma, se sintió profundamente apenado. 

Entonces decidió darle todo su amor y llevarla a un viaje que nunca olvidaría. 

La perrita labradora Bella y su dueño, Robert, habían sido inseparables desde que Bella era una cachorrita. 

Un día Robert notó algo extraño en una de las patas de Bella. La llevó al veterinario. El diagnóstico le iba a partir el corazón. 

Fuente: Facebook/Robert Kugler

Bella tenía cáncer de huesos. Le dijeron que la podían sacrificar o podían amputar la pata en la que tenía el cáncer. Robert estaba en shock, pero decidió, sin dudarlo, que la pata de Bella fuese amputada. 

Pero después de la operación llegó la siguiente mala noticia. El cáncer se había extendido a sus pulmones y el veterinario le dijo que viviría de 3 a 6 meses. 

Robert estaba muy triste, le iban a arrebatar a su mejor amiga de tantos años, y tenía muy claro que quería aprovechar todo el tiempo que les quedaba juntos, así que planeó un viaje. Un viaje que convertiría los últimos meses de vida de Bella en los mejores de su vida. 

Fuente: Facebook/Robert Kugler

Juntos emprendieron un viaje por los Estados Unidos, para disfrutar el tiempo que les quedaba juntos haciendo las cosas más divertidas para Bella.

Durante el viaje fueron pasando por distintos lugares y durmiendo en casas de amigos y desconocidos que de forma desinteresada les ofrecieron su casa. 

Robert comenzó a documentar, en Facebook, su viaje por las montañas, las playas, las carreteras…

Fuente: Facebook/Robert Kugler

Bella vivió mucho más de los 6 meses que le habían pronosticado, y estuvieron viajando durante unos 14 meses. 

Hasta que un día el viaje llegó a su fin y Bella descansó en paz. 

Fuente: Facebook/Robert Kugler

Pero Robert continúa su viaje y está recaudando fondos para ayudar a otros animales. Hace unos meses editó un libro sobre su maravilloso viaje con Bella, una perrita que disfrutó como nadie sus últimos meses de vida, con mucho amor.

Fuente: Facebook/Robert Kugler

No he podido contener las lágrimas. No de tristeza sino por lo bonita y especial que era la relación de Robert y Bella. No dudes en compartir el artículo con tus amigos para que también puedan leer esta fantástica historia y ver las preciosas fotos de esta amistad verdadera.