Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Estos animales se habían enredado y pidieron ayuda de las personas.

Dos chicos rusos estaban afuera caminando cuando de repente escucharon un ruido raro del agua. Cuando llegaron más cerca vieron algo que parecía a un cisne herido. Pero eran dos cisnes que se había enredado el uno en el otro. Todos los que se han acercado a un cisne saben lo agresivo que pueden ser con las personas. Pero esta vez fue como si los cisnes entendieron que estos chicos los podían ayudar. Los pájaros nadaron a la orilla y dejaron que las personas los desenredaran. Estaban agotados,  tienen que haber estado en el agua por mucho tiempo. ¡Mira el vídeo aquí abajo!    

Si quieres ver más artículos como este ponle like al botón de abajo.

 

Leer más sobre