Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Pitbull llora en medio del campo – lo que la perrita descubrió bajo tierra me destrozó el corazón

Me resulta incomprensible que haya personas capaces de ser tan crueles con los animales. Gente que no conciba que son seres con sentimientos, en ocasiones incluso más nobles que muchas personas.

¡Los animales sienten amor! También sienten en su corazón la pérdida de un ser querido. Por eso la historia que hoy les quiero contar me dolió tanto. Se trata de una tremenda crueldad perpetrada contra una madre, en concreto a una perra pitbull llamada Rubia en Puerto Rico.

Esta semana, una de nuestras lectoras llamada Gina Nazario nos relató lo sucedido en Puerto Rico con una perra Pitbull llamada Rubia.

Gina explicó a Newsner que un día caminaba por una calle solitaria en el barrio Vega Baja cuando vio a esta hermosa perra amamantando a un cachorro en plena calle.

Todos los coches que pasaban por ahí tuvieron que pararse para no atropellar a la perrita, hasta que Gina bajó de su vehículo y llevó a la Pitbull a un lugar seguro junto a su cría.

Gina dice que sintió que no podía dejar ahí a la cachorrita, así que se la llevó al veterinario dejando a su madre en el mismo lugar con la idea de ir a buscarla al día siguiente.

Un día después volvió al lugar y descubrió que Rubia tenía a otros 5 cachorritos resguardados bajo un vagón, aunque la mamá en aquel momento no estaba. Gina no logró encontrarla, así que dejó comida a los cachorritos para volver a buscarlos a todos al día siguiente.

Antes de ir buscó una casa de acogida temporal para los perritos y donó algo de dinero para que recibieran los cuidados veterinarios necesarios. Una vez preparado esto fue a buscarlos de nuevo.

Desgraciadamente, ya era demasiado tarde. Gina descubrió horrorizada que todos los cachorritos habían sido envenenados. Algún desalmado dejó en el lugar unos platos con arroz y frijoles con un tóxico para matarlos.

Gina enterró los cuerpos de los pequeños y empezó a buscar a su madre por todas partes. Durante dos días Rubia estuvo desaparecida y ella y una rescatista de animales llamada Sandra la fueron a buscar en el bosque.

Entonces se toparon con la terrible escena: en medio de la maleza estaba Rubia, llorando desconsoladamente. Había desenterrado los cuerpecitos de sus hijos y sufría la desgarradora pérdida. La perra estaba completamente en shock, cuenta Gina.

Rubia se negaba a separarse de sus cachorros, pero finalmente lograron llevársela y la trasladaron a un veterinario.

Rubia vive en un hogar de acogida temporal y por suerte una de sus cachorritas, la que Gina salvó antes del incidente, logró sobrevivir.

Esta hermosa pitbull ha sido vacunada y esterilizada. Ahora espera que una familia la adopte y le de todo el amor y cuidados que merece esta mamá que ha pasado por algo que ningún ser vivo tendría que enfrentar. No quiero ni imaginar lo que debe ser perder a tus hijos de esta manera.

Fuente: Gina Nazario

Gina ha denunciado el caso a los medios y pide por favor, que si alguien vio algo sospechoso en el lugar, que lo reporte a las autoridades.

¡Estas cosas no deberían suceder! La justicia debería perseguir y aplicar duras penas a las personas que tratan así a los animales. Este tipo de gente no es más que un flagelo para la sociedad.

Alguien capaz de hacer algo así a unos cachorritos indefensos seguro no tiene reparos en hacer mal a otro ser humano. ¡Hay que detenerlos! ¡Por favor, comparte si estás de acuerdo!