Hombre salva a dos pitbulls abandonadas – luego ellas se lo devuelven salvándole la vida a él

A la hora de buscar una nueva mascota, siempre es mejor adoptar que comprar. Esto te da la oportunidad de dar una nueva vida a un animal abandonado o extraviado.

Y, a veces, cuando salvas a un animal, ese animal te salva también. Eso es lo que un hombre entendió cuando sus perras adoptivas dieron un paso al frente para salvarlo de cualquier daño.

Un hombre, llamado Robert McGowan, encontró dos pitbulls hembras en un refugio de animales de su zona. Según The Dodo, las perritas habían tenido una vida difícil y habían sido abandonados.

Los pitbulls son la raza que se encuentra con mayor frecuencia en las perreras. Desafortunadamente, tienen la reputación de ser perros agresivos, lo que asusta a las personas y no suelen querer adoptarlos.

Pero Robert abrió su corazón a las dos pobres perras, las adoptó y las llamó Ellabelle y Ladybug.

Les dio un hogar lleno de amor y las dos pitbulls resultaron ser unas perritas buenas y divertidas.

Luego, durante un desafortunado incidente, revelaron su verdadero carácter.

Robert estaba en el garaje una noche, cuando fue atacado por cuatro extraños. Lo golpearon, lo dejaron con un ojo morado, y pretendían robarle el auto.

Le pidieron las llaves y Robert les dijo que estaban en la casa. Pero los hombres no sabían qué más encontrarían dentro de la casa.

De repente, los dos pitbulls se adelantaron para defender a su amo, ladrando y ahuyentando a los atacantes.

“Los echaron”, dijo Robert a The Dodo. “Mis perras corrieron al garaje y me defendieron”.

“Se quedaron allí ladrando dejando claro que nadie podía hacerme daño. Los cuatro extraños se fueron”.

Robert dijo que las perritas son dóciles y nada agresivas, a pesar de la reputación de su raza. Pero que no dudarían ni un minuto en ponerse a la defensiva al ver amenazado a su amo.

Esta historia demuestra cuán leales y cariñosos pueden ser los perros rescatados. Es fácil imaginar cómo podrían haber ido las cosas si Robert no las hubiera llevado a casa con él. Robert pide a todos que lean su historia y consideren adoptar perros.

“Yo las salvé. Eran perras no deseadas”, escribió. “Y ellas me salvaron la vida. Considere adoptar perros y salvarlos de las perreras. Ellos también podrían salvarles la vida”.

¡Un aplauso para estas dos pitbulls! Que todos sepan lo increíbles que pueden ser los perros rescatados, comparte esta maravillosa historia.