Cazadores furtivos masacran 90 elefantes indefensos por su marfil: Esconden los cadáveres entre los arbustos

Según los informes, los cadáveres de 87 elefantes han sido encontrado cerca de una reserva de caza en Bostwana.

Según la BBC, la organización de conservación sin ánimo de lucro “Elefantes sin fronteras” descubrió a los animales muertos durante uno de sus reconocimientos aéreos.

Estoy sorprendido y estoy completamente asombrado. La escala de la caza furtiva de elefantes es de lejos la más grande que he visto o leído sobre cualquier lugar de África hasta la fecha”, dijo el Dr. Mike Chase, de Elefantes sin fronteras a la BBC 

Y según el informe de Chase de incidentes de caza furtiva de elefantes, obtenido por NPR, se presume que “todos los cadáveres fueron saqueados, porque a todos se les cortó el cráneo para quitarles los colmillos. Los cazadores intentaron ocultar sus crímenes escondiendo los montículos de carne podrida con arbustos secos”.

“La variable clasificación y la edad de los cadáveres indican el aumento de la caza furtiva que ha venido ocurriendo en el misma área durante mucho tiempo”, dice el informe.

La Masacre

Además de los elefantes, se descubrieron tres rinocerontes blancos entre las víctimas de la masacre. Según se informa, la caza furtiva en la zona es un problema que ha venido sucediendo durante meses.

El 37% de la población de elefantes, en peligro, del planeta viven en Botswana. Su número se redujo a un 30% entre los años 2007 y 2014, de acuerdo con NPR, sin que ni siquiera los refugios de protección pudieran eliminar la amenaza. En este caso, los cadáveres se encontraron cerca de la Reserva de Caza del Delta Okavango con un área de 22 kilómetros cuadrados.

Gobierno da un paso atrás en la lucha contra la caza furtiva

Hasta mayo de este año, el gobierno de Botswana había estado tomando medidas duras contra los cazadores furtivos. Sin embargo, el nuevo presidente Mokgweetsi Masisi disolvió la unidad encargada de combatir la caza furtiva, que anteriormente había conservado el derecho a usar la fuerza de las armas contra los cazadores furtivos. Y como resultado, el gobierno pagó por una estrategia que había funcionado previamente: la caza furtiva era poco frecuente antes del cambio.

“Los cazadores furtivos están ahora dirigiendo sus armas hacia Bostwana. Tenemos la población de elefantes más grande del mundo y ahora es temporada abierta para los cazadores furtivos”, dice Chase, según la BBC.

¡Los trofeos de caza deberían ser cosa del pasado y no tener cabida en el mundo moderno! Comparte esta publicación si estás de acuerdo.