Nadie quiere adoptar a esta gata por su cara deformada hasta que tiene una nueva sonrisa

Conozcan a Keta. Keta, te presentamos el mundo.

Esta adorable gata fue encontrada sola en las calles de Nueva York en octubre y rápidamente fue llevada a un refugio para animales.

Pero las cosas no eran tan sencillas como parecían. Como Keta tenía un tumor grande en el lado izquierdo de la cara. La mayoría del equipo del refugio pensaba que la gata debía ser sacrificada.

A la pobre gata no le daban mucha esperanza de vida. Sería costoso cuidar de ella y dada su situación se la inscribió en una lista para que ser sacrificada.

 

 

Afortunadamente, no tuvo que pasar mucho tiempo en el lugar donde podría haber sido sacrificada.

Facebook / Unwanted NYC Pets

La historia de Keta llamó la atención de Kristin Livan, vicepresidenta de la organización sin ánimo de lucro, Unwanted NYC Pets. La organización cuida a aquellos animales que han sido ignorados / abandonados por otras personas, y trabajan para darles una segunda oportunidad en la vida.

Facebook / Unwanted NYC Pets

La gata de 10 meses fue sacada del refugio y la organización comenzó a recaudar los fondos necesarios para su cirugía.

Muy pronto la historia de Keta llamó la atención de la gente. Los habitantes del lugar donaron fondos, lo mismo que donantes internacionales, lo que hizo que la organización pronto recabara las cantidades necesarias para tratar a Keta y encontrarle un hogar amoroso para siempre.

Al mismo tiempo, el personal de la organización era realista con respecto a las posibilidades de Keta. El tumor era tan grande que nunca habían visto nada igual …

“El tumor era tan grande que salía de la parte inferior de su boca”, dijo Kristin al NY Post. “He visto mucho durante mi trabajo en la organización. El tumor era malo. Era grande, muy molesto y muy perturbador ”.

Debido a la ubicación del tumor, que cubría una parte importante del rostro, la gata tenía dificultades para comer, ver e incluso respirar.

Facebook / Unwanted NYC Pets

Su primer golpe de suerte llegó cuando las pruebas iniciales mostraron que el tumor de Keta era benigno.

Pero tenía que ser extirpado. La organización desembolsó casi 4,000 dólares (pagados en parte con su propio dinero) para que Keta pudiera tener el tratamiento que necesitaba.

Kristin sabía que las posibilidades de una recuperación total eran escasas, pero estaba dispuesta a arriesgarlo todo para que Keta pudiera tener otra oportunidad de vivir la vida que se merecía.

Facebook / Unwanted NYC Pets

“No esperábamos que ella saliera adelante”, explicó Kristin. “Pensamos que la mitad de su rostro iba a ser completamente extirpado”.

Sin embargo, a pesar de las dudosas probabilidades, la recuperación de Keta marchó bien.

Además, las cicatrices causadas por la operación pronto desaparecieron, su apetito comenzó a mejorar y su vista volvió con la desaparición del tumor. En solo una semana, la gatita iba recuperándose.

“La dieron el alta en cinco días. Pronto comenzó a jugar con los juguetes, persiguiendo cosas. Ella es muy inocente “, dijo Kristin.

Facebook / Unwanted NYC Pets

Después de una larga y agotadora batalla, Keta finalmente se recuperó. La organización animal esperaba que alguien quisiera adoptarla como su propio pequeño milagro navideño.

Y muy pronto, ocurrió lo que todos esperaban ansiosamente. Una familia se puso en contacto con la organización de animales no deseados de Nueva York y rápidamente se enamoraron de Keta. Ahora la gata ha encontrado en un hogar amoroso y feliz, ¡lo cual es una gran noticia!

Me emociona saber que Keta está ya con su nueva familia  y ahora puede disfrutar de un nuevo y feliz  futuro.

Si crees que todos los animales merecen una segunda oportunidad en la vida, ¡comparte este artículo en Facebook!