Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Perrita lleva a mujer a casa abandonada – mira ahora lo que se oculta bajo las tablas de madera

Los perros callejeros muchas veces llevan una vida dura, cada día puede ser una lucha por sobrevivir.

Betty Boop era una perrita callejera de California que recientemente había dado a luz a 10 cachorros. 

Varias personas de la zona informaron de que habían visto un perro callejero. Krystle Woodward, de la organización Pinky Paws ResQ, era una de las personas que estaba tratando de encontrar a Betty. 

En aquel momento, nadie sabía nada de los cachorros. 

Se comunicó por Facebook con la esperanza de recibir ayuda y una docena de personas avisaron de que habían visto la perrita. 

Después de varios intentos fallidos, Krystle y su esposo lograron atrapar a Betty, la llevaron al veterinario, allí descubrieron que Betty aún estaba amamantando y que tenía varias infecciones.  

Cuando Betty había descansado, Krystle salió con la perrita a la zona donde la habían encontrado, porque sospechaban que podría haber cachorros esperando en algún sitio de la zona.

Betty no estaba acostumbrada a andar con correa, pero de alguna manera confiaba en Krystle.

”La sacamos a caminar y ella me llevó, cruzando viñeros, hasta una finca abandonada”, escribe Krystle por Youtube. 

Y de repente, Betty se paró totalmente. 

Krystle gritó ”¡Dios mío!” cuando vio que Betty le había llevado directa a sus cachorros. 

”Confió en mí y me mostró el sitio de sus 10 cachorros”, escribe Krystle y continua:

”De verdad es un milagro”, explica Krystle. 

Aquí abajo puedes ver cuando Betty encuentra a sus cachorros – ¡qué bonito poder ver algo así!

Ahora Krystle está cuidando de los cachorros y está tratando de reunir dinero para que puedan tener una vida lo más sana y segura posible. 

La idea es que todos los cachorros y Betty puedan ser adoptados y muchos les han contactado ya, escribe Krystle, así que probablemente va a terminar bien. 

Esta perrita valiente y fuerte también merece una celebración, ¡el amor de una madre lo puede todo!

Los testigos dicen que habían visto a Betty caminar varios kilómetros para llegar al centro y conseguir algo de comer para ella y sus cachorros, luego regresaba a la misma distancia para poder volver con sus queridos pequeños antes del anochecer.  

© Pinky Paws Resq

¡Comparte el cuento bonito de Betty con tus amigos por Facebook!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.