Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Perro hace pipí en la espalda del chico y él lo patea – pero a los días la verdad deja a todos en shock

Por mucho que te gusten los animales, seguro que no te hace mucha gracia que se te orine un perro encima. Y, por improbable que esto parezca, puede ocurrir. Si no que le pregunten a Heinze Sánchez, un hombre de 27 años de Río de Janeiro (Brasil).

Una cámara captó el momento en el que un perro se le acercó y se orinó en su espalda. El hombre se enfadó tanto que intentó darle una patada al perrito.

El instante fue captado por una cámara y las imágenes se difundieron como la pólvora en la red. Acto seguido le llovieron las críticas por su reacción.

Heinze se sintió tan mal después que hizo algo sencillamente maravilloso. ¡Te lo contamos!

PERRO

Este dulce perrito debió de pensar que la espalda de Heinze Sánchez era el lugar perfecto para hacer pipí y no se lo pensó dos veces.

perro meando
Fuente: Youtube

Entonces el hombre el se levantó como un rayo e hizo el gesto de darle una patada al perro.

patada a perro
Fuente: Youtube

Mucha gente criticó a Heinze Sánchez en internet por intentar darle una patada al perro segundos después de que se hiciese pis en su espalda, y el hombre sintió que tenía que explicar su reacción y hacer algo:

“Encogí la rodilla. Fue una reacción instintiva, pero no tenía intención de hacerle daño. De hecho, otro perro se acercó, y le dije: ¿Has visto lo que me ha hecho tu amigo?”, cuenta Heinze en su perfil de Facebook.

Bom dia! Acordei hoje de manhã e fui atrás do cãozinho que mijou nas minhas costas hehe. Procurei saber quem era o dono…

Posted by Heinze Sánchez on domingo, 15 de octubre de 2017

 

Tras el desafortunado incidente se sintió tan mal que fue a buscar al perro.

“Lo busqué por el vecindario, preguntando si tenía dueño. Cuando lo encontré, lo llamé y se acercó a mí moviendo el rabo”, cuenta Heinze. Y después estuvieron jugando un rato.

Y la decisión que tomó después es digna de admiración:

“Entonces decidí llevármelo a casa, y vino conmigo. Es bastante dócil, no se aleja y llora cuando tengo que salir de casa. Hizo un pequeño desastre en la casa del vecino, pero es un buen perro”, relató después Sánchez.

PERRO Y HOMBRE
Fuente: Facebook

Heinze le puso el nombre de Enzo a su nueva mascota. “Le puse ese nombre porque siempre dije que cuando tuviera un hijo, su nombre sería Enzo. Y ahora, él está conmigo, alimentado y limpito.”

En el siguiente vídeo puedes ver el desafortunado incidente con final feliz:

Entiendo el enfado del chico al sentir que un perro se le meaba encima, pero darle una patada no es la solución, y hasta él mismo se dio cuenta después. Me alegra que rectificase e hiciese algo tan bonito y generoso como responsabilizarse del perrito.

Todos nos merecemos segundas oportunidades. ¡Comparte si estás de acuerdo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *