Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Perro sin ojos iba a morir de cachorro en una granja – hoy es un maravilloso terapeuta para niños

Smiley es un perro canadiense que con tan solo 2 años de vida se enfrentaba una muerte segura en la granja donde se crió.

Este golden retriever nació sin ojos y con un problema de enanismo, pero a pesar de todo tuvo una gran suerte: un día se cruzó en su camino Joanne George.

Joanne salvó a Smiley y le dio un hogar lleno de amor y cuidados. Sin embargo, tiempo después esta mujer descubrió que era su perro quien tenía grandes cualidades para cuidar de los demás.

Youtube

A pesar de que la vida no se lo ha pueto fácil, Smiley tiene un a personalidad arrolladora. Siempre está feliz, anclado en el presente y no deja que sus dificultades afecten su buen humor.

“La gente se sentía atraída por él, tan inspirada por él. Me di cuenta de que debía ser un perro de terapia, que yo debía compartirlo”, cuenta Joanne.

Youtube

Ahora Smiley pasa tiempo con pacientes en casas de retiro y acompaña a niños con necesidades especiales en lecciones de lectura en una biblioteca en Canadá.

Youtube

Con su constante alegría transmite a las personas a las que ayuda la idea de que la discapacidad no les define, que uno siempre se puede recuperar y seguir adelante.

Joanne explicó que un día subió sus patas delanteras en el regazo de un anciano llamado Teddy, que nunca había hablado o tratado de comunicarse con nadie. Inmediatamente sonrió e hizo ruidos, algo que las enfermeras que le atendían no habían visto nunca.

Youtube

Smiley no es importante solo en la vida de todos estos pacientes, sino en la de su amorosa dueña. Fue él quien transportó las alianzas el día de su boda el día que dio el si quiero ante el altar.

Youtube

¿Y quién no querría un compañero de vida así? ¡Bravo para este increíble perrito, que nos enseña más de la vida que muchos seres humanos. ¡Comparte si estás de acuerdo!