Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Vaca ciega no puede dejar de llorar cuando muere su mejor amiga – entonces llega un ángel caído del cielo

Cada animal merece la posibilidad de vivir una vida feliz. 

En Don’t Forget Us Pet Us hay muchos animales olvidados, rechazados y maltratados que han logrado llegar a este refugio.

Es una granja en Dartmouth, en el estado Massachusetts (EEUU), que brinda una segunda oportunidad a muchos animales. La idea es que puedan vivir en un ambiente seguro y amoroso. 

En la granja se han hecho muchas amistades especiales entre diferentes tipos de animales, pero ninguna ha sido tan fuerte y bonita como el lazo entre la vaca ciega Baby y su mejor amiga, la cerdita Lulu. 

Estas dos amigas fueron inseparables desde el primer día que se conocieron, pero Lulu lamentablemente falleció hace un tiempo.

Deb Devlin, la dueña de la granja, estaba insegura cómo Baby iba a llevar la ausencia de su compañera de siempre.

Afortunadamente, no tuvo que estar sola por mucho tiempo.

Pronto llegó alguien a la granja que iba a ocupar un lugar muy especial en el corazón de Baby... 

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Cuando Lulu estaba recién nacida, su mamá se la puso encima y, probablemente de forma accidental, Lulu se fracturó dos patas. 

Lulu quedó coja y no pudo moverse como sus hermanos, por lo que tampoco se pudo nutrir tanto para crecer igual que los hermanos.

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Afortunadamente pudo llegar a la organización Don’t Forget Us Pet Us, que da refugio a animales abandonados o heridos en granjas.  

Lentamente Lulu ganó peso, su comienzo difícil en la vida le había hecho muy tímida, pero su estado de ánimo mejoró mucho al conocer a la vaca ciega llamada Baby. 

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Se hicieron amigas de inmediato y formaron un dúo muy especial. 

”Anteriormente había tratado de poner Baby con otros animales, pero simplemente no funcionó” dice Deb Devlin, la jefa en DFUPU. 

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Durante ocho años maravillosos, Lulu y Baby fueron las mejores amigas.

La mayoría de los animales de la organización tienen la oportunidad de visitar a los humanos en la ciudad más cercana de vez en cuando, por ejemplo hacen visitas a un hospital infantil donde los niños pueden pasar tiempo con los animales.

Pero Baby y Lulu nunca tuvieron la oportunidad de probar esas aventuras.

Como Baby era ciega no podía acompañarlos y Lulu no cabía en el transporte.

Así que este dúo tuvo que quedarse en la granja y hacer sus propias escapadas en la zona.

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Lamentable Lulu estaba empeorando. 

Cuando Lulu al final falleció, Baby se quedó sola y perdida – su compañera de siempre ya no estaba. 

”Baby estuvo llorando dos días tras la muerte de Lulu, andaba frenéticamente en círculos, no podía ir recto y varias veces chocaba con la cerca, traté de juntarla con ovejas y una cabra, pero nada funcionó”, dice Deb Devlin de DFUPU. 

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

A pesar de Baby haber perdido a su mejor amiga, la suerte estaba por venir. 

Antes del fallecimiento de Lulu, DFUPU había aceptado a cuidar de una novilla de una granja de la cercanía.

Esta criatura terca y energética había escapado de la granja por unas semanas.

”Escapó junto con dos becerros con quienes había crecido, se iban a vender a una fábrica de carne y para ser sacrificados”, dice Deb Devlin y continua:

”De alguna manera lograron escapar, pero poco después los dos becerros murieron en un accidente en la autopista”.

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

”Cuando la novilla llegó a nuestra granja habíamos cercado dos áreas que estaban separadas por una puerta, tenía la esperanza de que Baby y la novilla se pudieran conocer, acercándose una a la otra poco a poco”, cuenta Deb Devlin y continúa:

”Baby pudo acostumbrarse a los sonidos, los movimientos y el olor de la novilla, sin embargo la novilla estaba nerviosa y tímida al principio, pero después de un rato brincó tratando de derrumbar la puerta pero se dio cuenta que no lo podía hacer, al final la novilla simplemente saltó la cerca y se puso al lado de Baby”. 

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Aunque ningún amigo jamás podría reemplazar a Lulu, la novilla llegó como un regalo del cielo. 

”Se hicieron amigas de inmediato, Baby nunca pudo ser madre, pero ahora está cuidando de la novilla como si fuera su propia cría… ¡increíble!”

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

Esta historia demuestra que hay esperanza después de haber perdido a alguien especial, aunque a veces se sienta como si todo estuviese perdido.

¡Porque uno nunca sabe qué milagro está por suceder! 

Facebook / Don’t Forget Us Pet Us

La vaca Baby probablemente pensaba que jamás iba a conseguir otra compañera como la cerdita, pero entró esta novilla en su vida y Baby consiguió otro sentido de la vida. 

¿Verdad que es una historia bonita? 

Comparte la historia con tus amigos amantes de los animales. ¡Todos merecen poder leer sobre la manera de los animales de sobrepasar los obstáculos y la tristeza!

Si quieres ver más artículos como este ponle "me gusta" al botón de abajo.