Jane Fonda, de 82 años, revela sus secretos para mantenerse saludable, fabulosa y envejecer como el buen vino

Unfortunately, many women get nervous about aging — and not just for health reasons. There is so much pressure nowadays to look youthful and attractive and this has led to many new technologies and beauty procedures such as botox, facelifts and fillers.

But there’s nothing quite like feeling young inside. Feeling happy, at peace, and comfortable with oneself is what I think all women should aim for as they age. Nothing radiates beauty like a young, happy heart.

Jane Fonda certainly seems to agree. At 82 years old, the iconic movie star and fitness guru is proving to the world that beauty truly comes from within. Here are some of her secrets.

Por desgracia, a muchas mujeres no les gusta envejecer y no solo por razones de salud. Hay tanta presión hoy en día para lucir juvenil y atractiva que se ha llegado a nuevas tecnologías y procedimientos de belleza como el botox, estiramientos faciales y rellenos.

Pero no hay nada como sentirse joven por dentro. Sentirse feliz, en paz y cómoda consigo misma es lo que creo que todas las mujeres deberían aspirar a medida que envejecen. Nada irradia belleza como un corazón joven y feliz.

Jane Fonda ciertamente parece estar de acuerdo. A los 82 años, esta icono del cine y gurú del fitness está demostrando al mundo que la belleza realmente viene de dentro. Estos son algunos de sus secretos.

Jane atribuye su éxito, sobre todo, a un gran secreto: seguir moviéndose, tanto en sentido figurado como literal de la palabra.

Pero ello no quiere decir que Jane no haya tenido una larga historia de luchas. Bajo inmensas presiones en su vida, su salud no siempre ha sido perfecta y ha luchado contra trastornos alimentarios durante buena parte de su vida.

Ella luchó con la bulimia muy desde su adolescencia hasta que finalmente la superó a los 40 años y no ha mirado hacia atrás desde entonces.

Las estrellas femeninas están ciertamente bajo una atenta mirada del público y cuando Jane se sometió a una cirugía plástica en la mandíbula y debajo del área de los ojos, los medios de comunicación hicieron enorme eco de ello.

Pero la dos veces ganadora del Premio de la Academia dice que hizo lo que le pareció bien: según Jane, ese trabajo menor que hizo, le dio “10 años adicionales de trabajo profesional [como actriz]”.

Source: Wikimedia Commons

Espíritu positivo

Jane también habló recientemente sobre otros de sus desafíos de salud: un cáncer que crecía en su labio.

Pero la jovial estrella de cine lo tomó incluso con cierto grado de alegría y humor, publicando una foto de sí misma en las redes sociales con la boca tapada y escribiendo: “He encontrado una manera inteligente de disfrazar mis vendajes en los labios al extirparme el cáncer.”

De hecho, Fonda es claramente feliz con su vida y no deja que el hecho de que tenga 82 años le impida vivir su vida al máximo, y de la manera que quiere.

“Mitad metal, mitad biónica”

Cuando se cumple los 82 años, es bastante normal vivir con ciertos problemas de salud. Y Jane por supuesto no ha sido un excepción.

“Tengo una cadera falsa, una rodilla falsa, me he sometido a varias cirugías de espalda, así que ahora estoy medio metalizada y soy mitad biónica”, dijo al Daily Mail.  “Tengo osteoartritis y subir y bajar de un automóvil es ya un desafío. Pero me siento afortunada por haber hecho mucho ejercicio físico antes en mi vida, lo que significa que ahora estoy muy fuerte.”

Sorprendentemente, a pesar de todo esto, Jane continúa manteniendo un estilo de vida activo. La clave, dice ella, es persistir, no importa cuán lento vayas.

Fonda continúa dando largas caminatas todos los días, y mantiene sus actividades de entrenamiento de resistencia, yoga y esquí de fondo.

“Nunca voy a parar. Lo más importante es mantenerse en movimiento, mantenerse activo. Eso es lo que hago y así me mantengo fuerte”, dijo.

Según Jane, demasiadas personas mayores simplemente se rinden en algún momento, pero no tenemos porque hacerlo.

“El error que muchas personas cometen es que si no pueden hacer lo que alguna vez hicieron, entonces no hacen nada. Gran error.”

En lugar de detenerse, dice Jane, uno debe ajustar sus entrenamientos a la edad que tenga. En lugar de correr, por ejemplo, uno puede caminar. También se puede continuar levantando pesas, pero se eligen pesas más livianas y uno se mueve a un ritmo más lento.

“Mantener el cuerpo activo es absolutamente primordial. Si estás en una silla de ruedas, mueve tus manos”, dice.

Consejos en la dieta

Para Jane, es muy simple: olvida la escala y aplica cambios verdaderamente transformadores de salud en tu día a día.

Consciente de los problemas que ello puede suponer, Jane no es fan de las dietas de moda.

“La mayoría de las dietas buscan la pérdida de peso en la báscula y obligan temporalmente a adoptar un comportamiento restrictivo (y a menudo poco saludable). Desafortunadamente, este escenario hará fallar ”, dijo ella.

Jane sugiere estar cerca de personas con una mentalidad activa, ser constante con los entrenamientos y comenzar el día con un desayuno saludable y abundante.

“Y permítete ser indulgente y tomar un trozo de chocolate una vez de tanto en cuanto”, añade Fonda.

Jane ha demostrado tener un increíble apego por la vida y derrochar cantidad de energía aparentemente ilimitada: a los 82 años, todavía no está lista para retirarse.

“Ayudo a otras personas y además me hace ganar dinero. Y por supuesto es divertido. Nunca hubiera pensado que a mi edad pudiera decir que he trabajado tan duro y que ahora puedo mimarme a mi misma. Pero estoy contenta de decir que así es.”

Sin embargo Jane se apresura a señalar que no da por sentada toda su energía.

“Si me hubieras dicho cuando tenía 20 o 30 años que seguiría actuando a los 80 en un programa como [ Grace y Frankie] , habría dicho: ‘Estás loco'”, dijo en una entrevista con Ellen DeGeneres hace un tiempo. “No pensé que viviría tanto tiempo. Todos los días me levanto y quiero pellizcarme. Me siento muy bendecida”.

Nadie es perfecto

Su consejo más importante: no intentes ser perfecto, ya que es simplemente imposible.

“Es una batalla perdida y simplemente serás infeliz”, dijo Fonda durante una entrevista con Healthy Living . “Tu ansiedad te llevará a hacer cosas como comer demasiado o beber demasiado o lo que sea.”

En cambio, Jane sugiere tomarse su tiempo y buscar relaciones que llenen con los demás.

“Trato de meditar de 45 minutos a una hora cada día”, dijo Fonda. “Me mantiene tranquila y con los pies en el suelo. Trato de ser consciente de la manera en la que vivimos, sigo siendo curiosa, me intereso por la gente joven, cultivo mis amistades – este tipo de cosas, creo son importantes para mantenerte joven.”

¿No te parecen unos consejos magníficos? Compártelos con tu familia y amigos. Con el estrés de hoy y el estilo de vida acelerado todos podemos buscar una perspectiva más juvenil en nuestras vidas.