45 años después del brutal asesinato de Linda O’Keefe, de 11 años, se muestra la cara del monstruo culpable por primera vez

Algunos crímenes son tan despreciablemente atroces que permanecen en nuestra memoria para siempre.

Es difícil olvidar ciertos casos en la historia, por ejemplo, casos en que niños fueron secuestrados, torturados y asesinados. Sin embargo, un consuelo para la mayoría, aunque pequeño, es que sus familias supieron finalmente lo que sucedió a su ser querido. No hace que sea más fácil de aceptar, pero al menos se obtiene un cierre parcial.

Después de que Linda O’Keefe, de 11 años, fuera secuestrada el 6 de julio de 1973, pasaron 45 años antes de que sus padres recibieran respuestas sobre lo que le pasó.

Newport Beach Police

En la mañana del 6 de julio, Linda O’Keefe, de 11 años, se despertó en un brillante día de verano.

Se puso el vestido blanco que su madre le había comprado, uno con flores azules claros y un ribete azul oscuro. Se peinó el pelo con una cola de caballo y se colocó calcetines blancos con zapatos tenis azules oscuros a juego. Luego salió por la puerta rumbo a la escuela. Nunca más volvería a casa.

Para los padres de Linda, el día marcó el comienzo de una pesadilla interminable. Apenas su pequeña niña no regresó a su hogar, contactaron con la policía.

Newport Beach Police

Una pequeña mano pálida

Las autoridades buscaron toda la noche. Tristemente, a pesar de un esfuerzo masivo, nadie pudo encontrar rastros de la niña.

Sus padres mantuvieron la esperanza de que tal vez se había quedado en la casa de un amigo sin decírselo a nadie.

Sin embargo, la mañana después de la desaparición, se encontró el cadáver de una niña de 11 años en una zona pantanosa.

Un hombre que buscaba ranas vio una mano pálida en una zanja; por una fracción de segundo pensó que había una niña viva atrapada en el barro.

Pidió ayuda y sus amigos llegaron corriendo. Sin embargo, toda la ayuda en el mundo no podría haber salvado a la niña; ella había sido estrangulada hasta la muerte.

Flickr

Misterio sin resolver

La policía en Newport, California, nunca logró identificar a la persona responsable de este horrendo asesinato.

A pesar de la existencia de varias pruebas y que testigos afirmaron que se la habían llevado en una furgoneta turquesa, los investigadores nunca pudieron identificar al asesino. La policía deambuló en un laberinto de diferentes teorías y finalmente abandonó la investigación a medida que pasaban los años.

El asesinato de Linda se archivó y se convirtió en lo que se conoce como un “caso cerrado”.

Sin embargo, 45 años después, la poicía de Newport reabrió el caso.

La policía abrió una nueva línea de investigación en busca del asesino, y desarrolló una predicción de cómo se podría ver basado en el ADN encontrado en el sitio en 1973.

La policía de Newport Beach también ha contado la historia de Linda en su cuenta de Twitter, escribiéndola desde la perspectiva de la niña para asegurarse de que las personas no pudieran ignorarla.

“Hola. Soy Linda O’Keefe (o Linda ANN O’Keefe, si mi madre se enfada conmigo). Hace cuarenta y cinco años desaparecí de Newport Beach”, comienzan los tweets.

“Fui asesinada y mi cuerpo fue hallado en Back Bay. Mi asesino nunca fue encontrado. Hoy voy a contarte mi historia. #LindasStory”.

Los tweets terminan con la difusión de la policía de las nuevas imágenes de quien creen podría ser el sospechoso hoy.

Podría cambiar todo

“Pero ahora, 45 años después, tengo voz otra vez y tengo algo importante que decir. Hay una nueva pista en mi caso: una cara. Una cara que proviene del ADN que el asesino dejó atrás. Es una tecnología que no existía. No existía en 1973, pero podría cambiarlo todo hoy en día “.

El ADN encontrado en el sitio del entierro de Linda podría ayudar a la policía enormemente. Para empezar, les permitió hacer una maqueta fantasma de su asesino, y cómo podría verse hoy, suponiendo que todavía esté vivo.

Con esta nueva foto, la policía espera que alguien informe sobre su paradero.

Newport Beach Police

También hicieron un video del caso que puedes ver aquí abajo:

La última súplica de Linda pide a cualquier persona que tenga información que se comunique con el número  del NBPD al 949-644-3669.

Esperamos no se haya dicho la última palabra en este terrible caso.

Descansa en paz, hermoso ángel. Rezo por tu familia y rezo para que el monstruo que te asesinó finalmente sea llevado ante la justicia.

Ayúdenos a nosotros y a la memoria de Linda COMPARTIENDO esta historia para que más personas vean la cara en cuestión.