A una estudiante de tercer grado se le negó la foto de la escuela debido a su color de cabello

El día de la foto escolar. A los estudiantes les encanta o no pueden esperar para terminar de una vez.

Marian Scott, una estudiante de tercer grado de la academia Paragon Charter en Jackson, Michigan, se había preparado para hacerse la foto de la escuela, pero cuando le llegó el turno, se la negaron. La niña de ocho años tuvo que regresar a clase, mientras que sus compañeros seguían con las fotos.

“Es muy decepcionante, sabes”, dice le padre de María, Doug Scott, a WILX.

A Marian no le permitieron hacerse la foto de la escuela porque tenía el pelo rojizo y no era su color natural. De acuerdo con la política de la escuela, los estudiantes deben usar su color de cabello natural para ser fotografiados. Las reglas establecen que el cabello de los estudiantes también debe ser “conservador”, mientras que los “peinados extremos” están prohibidos.

La escuela tiene una política restrictiva con respecto a los peinados

Si bien el manual de la escuela establece claramente las reglas para el día de la fotografía, Doug afirma que la escuela no fue muy clara ante el caso de un estudiante como Marian que se presenta en la escuela con el cabello que dicen no es natural.

Él dice que las reglas son confusas porque después de que Marian fuera rechazada por tener el pelo rojo, le dijeron que regresara a clase, donde permaneció el resto del día.

“Si nos hubieran contactado y nos hubieran pedido venir a buscarla…porque tiene un problema con su cabello y necesitamos que se lo cambiéis ya que no está permitido, hubiera estado de acuerdo con lo sucedido. Pero no nos contactaron”, dijo Doug. “La dejaron quedarse en la escuela … así que si ella no supone un problema para estar en clase, entonces ¿por qué es un problema para la fotografía?”

Según WILX, la academia Paragon Charter envió un mensaje a los padres unos días antes del día de la fotografía escolar informando sobre un código de vestimenta, pero Doug insiste en que su familia no recibió ninguna notificación.

“Si hubiera visto el correo electrónico, probablemente le habría dicho a la madre de Marian que no lo hiciera, pero creo que es bueno que esto haya sucedido porque ahora la gente tendrá la oportunidad de ver lo que realmente está pasando”.

El director de la escuela explicó que a Marian se le permitió regresar a clase porque los estudiantes que violan el código de vestimenta tienen una semana para arreglar dicha violación y durante ese tiempo se les permite permanecer en clase.

Marian ya ha cambiado su pelo cumpliendo así con las reglas de la escuela. Su padre dijo que le gustaría que mejoraran la comunicación para evitar incidentes similares. Según las fuentes, a la estudiante de tercer grado se le tomará una foto el 12 de noviembre, permitiéndoles a los estudiantes una repetición de la fotografía.

Dinos que opinas al respecto.

¿Deberían haber permitido a Marian hacerse la foto de la escuela o el colegio tenía derecho a negarle la fotografía por su cabello?