Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Albin, de 12 años, ayudó a su madre a dar a luz en el vestíbulo – ahora internet aplaude su heroísmo

La madre sintió contracciones dos semanas antes de lo previsto y el padre estaba trabajando esa noche, entonces el hijo de 12 años, de la ciudad Örebro de Suecia, tuvo que asistir en el parto improvisado a su mamá.

Hace poco días, la noche puso muy dramática para Albin Tenor, de 12 años. Su madre estaba embarazada y le faltaban dos semanas para el parto, su padre estaba trabajando. Pero las cosas no salieron como la familia había planificado. La madre comenzó a sentir las contracciones.

Albin se despertó en mitad de la noche cuando su madre Cajsa le gritaba diciendo que le dolía y que tenía que llamar a una ambulancia Primero se puso nervioso, pero cuenta al periódico Nerikes Allehanda (NA) que luego logró tranquilizarse al recordar las rutinas de la policía, A Albin le gusta mucho la policía y ha visto varios documentales sobre cómo trabajan.

– Tengo entendido que en una situación de emergencia, hay que tomar las cosas con tranquilidad y hablar calmadamente, así que, fue lo que hice, cuenta Albin al perióico NA.

Albin ignoró el nerviosismo e hizo la llamada de emergencia, pero mientras que llamaba a la operadora, oyó cómo su madre le gritaba: ”¡Ya viene el bebé!”. Durante la llamada, la madre había dado a luz al nuevo hermanito de Albin, quien ahora estaba en el suelo del vestíbulo.

– Lo levanté por debajo de sus axilas y coloqué mis dedos como apoyo detrás de su nuca, espero que estuviera bien así, él estaba pegajoso, cuenta el niño a NA.

Al mismo tiempo tanto la ambulancia como su padre estaban en camino, Albin tuvo que correr a buscar una toalla para envolver al hermanito mientras esperaban por la ambulancia, entre toda la turbulencia se despertó el otro hermano de Albin, Sixten, quien tiene 1 año y 7 meses de edad, entonces Albin tuvo que encargarse de él y tranquilizarlo.

– Después, la mujer en la central de llamadas de emergencia me dijo que yo lo había hecho muy bien, lo mismo decía mi abuela, mi mamá me llamó su pequeño héroe, cuenta Albin a NA.

Al final, la ambulancia llegó y llevó a la madre y al bebé al hospital de la ciudad de Karlskoga. Ahora toda la familia está bien y están recuperando fuerzas después de la pequeña aventura.

¡Qué héroe es el pequeño Albin y que impresionante es lograr mantener la calma así!

Si quieres ver más artículos inspiradores como este ponle "me gusta" al botón de abajo.