Arrancaron lápida de la tumba de niño de 4 años después de que una persona se quejase porque era inapropiada

Una mamá de 42 años que había perdido a su hijo, está totalmente devastada y enfadada porque la lápida del niño fue retirada del cementerio. ¿La razón? Otro visitante pensó que era inapropiada como lápida.

Max de 4 años de edad, hijo de Jo Corbett-Weeks, de 42 años, falleció por unas complicaciones con su epilepsia. Para honrar la memoria de su hijo, la madre quiso que se diseñara una lápida con un osito que tuviera una estrella con el nombre de Max dentro de ella. Esta lápida tan especial costó casi 4.000 euros pero su valor lo merecía, comentó la madre.

Foto: BBC

“Max, nuestro valiente soldado”

Dentro de la estrella que sostenía el osito ponía “Max, nuestro valiente soldado”, seguido de su fecha de nacimiento y un emotivo texto. Y su madre se emocionaba cuando la gente se acercaba y dejaba pequeños obsequios en la lápida. Pero no todos estaban tan emocionados con el diseño de la lápida.

No aceptada por su apariencia

Cuando se acercaba la fecha del cumpleaños de Max, su madre quedó en shock. La lápida de Max había desaparecido del cementerio. Jo no tenía ni idea del porqué, pero pronto iba a saber la razón. Otro visitante del cementerio se había quejado porque el diseño de la lápida no era apropiado y había presentado estas quejas ante el responsable del cementerio.

– No estaba al tanto de esto. El responsable nunca contactó conmigo. Fue el escultor quien me comentó que le habían ordenado quitar la lápida, explica Jo a la BBC y continúa:
– Estoy estresada y enfadada. Ya hemos pasado mucho en la familia y ahora esto, dice Jo.

Se discutirá un nuevo diseño

Cuando la prensa contactó con el portavoz del ayuntamiento para saber la razón de por qué no se informó a la familia de esta decisión, ésta fue la respuesta:

– “Tenemos un acuerdo sobre el diseño que deben tener las lápidas en el cementerio. Fuimos informados de que esa lápida no seguía las normas establecidas”.

En la misma entrevista el portavoz del ayuntamiento explica que el escultor diseñó la lápida sin tener el correspondiente acuerdo, escribe la BBC. “Pero para compensar a la madre de Max, vamos a tener un reunión para discutir sobre un nuevo diseño” comenta a  Daily Mail.

Me da mucha pena saber que esta madre, que pasó por lo peor al perder a su hijo, ni siquiera puede tener la lápida que ella quiere para recordar a su hijo, y solo por que no va con el “estilo” del cementerio. Me parece que, en este caso, las normas son absurdas y las personas deberían estar por encima. Esto no se hace. Comparte si estas de acuerdo con ello.