Bebé nace con un extraño bulto en el cuello – la mamá se preocupa y no deja que nadie lo cargue

Cuando Paige Franks dio a luz a su hija, Mila, se preocupó de inmediato por un extraño bulto redondo que tenía en el cuello. Además, la protuberancia parecía crecer cada día que pasaba, hasta que llegó al tamaño de una pelota de tenis.

Paige, de 21 años, sabía que algo realmente malo estaba ocurriendo, y se convenció de que su pequeña tenía cáncer, tanto que temía por su vida.

“Pensé que tenía cáncer. Vi el bulto y lo asumí”.

“Estaba destrozada” .

“En los primeros meses pensé que ella iba a morir. Era muy aterrador”.

Los médicos, no obstante, seguían el caso.

Le confirmaron a Paige que no era cáncer, ni ninguna enfermedad grave, tan solo una “marca de nacimiento” como resultado del hemangioma congénito – varios pequeños vasos sanguíneos debajo de la piel.

Y a pesar de su alivio, Paige seguía midiendo el bulto de Mila que seguía creciendo. Era muy precavida y no dejaba a la gente tocar el bulto por miedo a que se rompiera.

Un hemangioma congénito, es un tipo de marca de nacimiento que surge cuando un grupo de vasos sanguíneos enlazados crece dentro o debajo de la piel de un bebé. Congénito significa que naces con ello, por lo que los bebés que tienen estos hemangiomas los tienen de nacimiento.

Wikipedia

“Era como otra cabeza. Uno de mis amigos me dijo que podía haber sido un hermano gemelo, pero obviamente no lo era”, dijo Paige según per The Sun.

Imagínate el escenario, tu adorado bebé tiene un problema que no desaparece y estás eternamente preocupado por ello…

Bulto problemático

Paige controlaba el bulto y trataba de envolver a Mila en algodón siempre que salían de casa.

La madre se preocupaba cuando otras personas tomaban en brazos al bebé, porque temía que pudieran afectar al bulto.

After Mila was born with a large round lump that doctors diagnosed as a birthmark. Her mom watched it grow until the point it resembled "a second head," and 3 months later, it looked even more different.

Gepostet von LittleThings am Mittwoch, 12. Dezember 2018

Y luego milagrosamente, tres meses más tarde el bulto comenzó a reducirse.

Con la misma rapidez con la que creció. La marca de nacimiento de Mila comenzó a desaparecer. Actualmente ha desaparecido casi en su totalidad del cuello del bebé y Paige no puede estar más contenta.

Por supuesto es lógico que Paige estuviera preocupada, y estamos muy contentos de que todo se haya solucionado. El cuerpo humano es increíble.

Si tú también crees que los niños son el regalo más precioso de todos, comparte este artículo en Facebook.