Bebé nace muerta a los 5 meses, 8 min más tarde los médicos quedan en shock con el milagro

Bex y su esposo Martin estaban muy emocionados esperando el nacimiento de su hija. Todo parecía ir bien a medida de que el embarazo avanzaba. Los futuros padres estaban felices preparando todo en la casa para llegada de la bebé.

Pero todo iba a tomar un giro inesperado, algo que ha dejado a todo un mundo aterrado…

Continua leyendo para que te enteres de esta increíble historia.

Bex y su esposo Martin se pusieron muy contentos cuando supieron que iban a tener una bebé. Tenían muchas expectativas y no veían la hora de tener a su bebé en sus brazos.

Al principio parecía que todo estaba normal y Bex y Martin planeaban todo para la llegada de su bebé. Pero un día cuando fueron al médico para una revisión se enteraron que la bebé tenía problemas de corazón.

A los cinco meses tuvieron que hacer una cesárea de emergencia, pero justo en el momento que la bebé salió del estomago de mu madre su corazón dejó de latir. La bebé había nacido muerta.

Cuando la madre no escuchó los gritos y el llanto de su hija entendió que algo estaba mal. La madre gritó desesperadamente cuando entendió que su hija estaba muerta.

Un milagro

Bex lloraba sin consuelo, pero a los ocho minutos sucedió un milagro verdadero. Los médicos estaban tratando de hacer lo imposible, pero lo lograron. Con ayuda de electrochoques lograron revivir a la bebé Willow. Luego la pequeñita fue trasladada a cuidados intensivos, y lo que los médicos hicieron ahí parece como si hubiera sido sacado de una película de ciencia ficción.

Los especialistas en el hospital la sometieron a una terapia que se llama “terapia de frío”, la colocaron en una incubadora y bajaron la temperatura corporal a 33 grados, esto para ayudar a que no hubieran daños permanentes en el cerebro por la falta de oxigeno durante esos largos minutos. Willow estuvo en ese tratamiento durante cuatro días. Durante este tiempo los padres no podían más que tocar su manos.

bebé

Foto: Twitter

Bex y Martin estuvieron al lado de Willow todo el tiempo, con la esperanza de que Wilow se pusiera más fuerte por cada día.

“No la escuché llorar durante las primeras cuatro semanas. Ella estaba conectada a tantos tubos que no podía hacerlo. Resulta extraño, pero todo lo que yo quería era escucharla llorar como una bebé normal”, ha contado la madre, según El Ciudadano. 

Al cuarto día en la incubadora la temperatura de la pequeñita se estableció y afortunadamente no tenía daños en el cerebro, lo cual le va permitir a llevar una vida normal.

Ha pasado casi un años y medio desde que nació Willow y ahora está muy bien. ¡Definitivamente es un milagro!  Es una niña preciosa, la amamos mucho”, dice su padre.

Aquí puedes ver un vídeo sobre la increíble historia de Willow:

Es increíble lo avanzada que está la medicina. Gracias a Dios todo salió bien y Willow va poder tener una vida llena de amor junto con sus padres. Les deseo toda la suerte del mundo y espero que tengan una vida muy feliz.

تم نشره بواسطة ‏‎Bex Louise Forrest‎‏ في 13 يوليو، 2016

Gracias a estos doctores y enfermeras por salvar la vida de la pequeña Willow. El trabajo que hacen las personas que trabajan en los hospitales es impagable, ¿qué harías sin ustedes? ¡Son unos héroes!

Si quieres puedes presionar el boton “compartir” para compartir esta conmovedora historia con tus amigos y familiares en Facebook. ¡Todas las vidas merecen ser salvadas – gracias a los médicos por demostrar esto!