Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Bebé nació embarazado de su propio gemelo

Cuando los médicos atendieron el parto en el que vino a mundo el pequeño Mumbra, en la India, hiciero de inmediato un asombroso descubrimiento. 

Fue en una revisión rutinaria a la madre, durante el embarazo, cuando el médico Bhavna Thorat vio una masa anormal en el feto.

Cuando el niño nació, fue el mismo médico quien reconoció al bebé y, a través de una ecografía, vieron que algo de 7 centímetros había crecido en el estómago del pequeño. 

El niño estaba "embarazado" de su propio hermano gemelo, cuenta el periódico británico The Independent

© Youtube

Lo que encontraron fue un caso de  “fetus in fetu” o gemelo parásito. En estos extremadamente insuales casos un feto está dentro de otro feto. Tan solo se han documentado 200 casos de este tipo, según The Independent.  

Después de identificar la masa, el cirujano pudo operar con éxito al recién nacido y extirpar el feto de 7 centímetros que había en el estómago del bebé. 

© Youtube

Para que sea considerado un fetus i fetu el feto “parásito” debe tener al menos la forma del esqueleto, haber comenzado a desarrollar su propia piel y tener circulación sanguínea. 

Normalmente le feto no tiene cerebro ni órganos vitales, pero en este caso los médicos informaron de que habían encontrado un pequeño cerebro. 

Incluso aunque el gemelo feto sea localizado y extraído, el fetus i fetu puede seguir creciendo después del parto. 

Suele ser algo que se ve pronto, pero en algunos casos han llegado a pasar décadas hasta que ha descubierto. 

© Youtube

”Lo vi en su saquito dentro del recién nacido. Podía ver los brazos y las piernas del feto”, cuenta Dr. Thorat, quien hizo la primera ecografía, y continúa: 

”Lo más inusual y único fue que pude ver su pequeña cabeza con su cerebro dentro”. 

© Youtube

La madre, de 19 años, y el bebé fueron trasladados la hospital Titan i Thane donde se realizó la operación. 

Tras la operación comunicaron que el bebé se recupera perfectamente de la intervención y que no hubo ninunga complicación. ¡Me alegra saberlo!

La verdad es que yo no tenía ni idea de que esto pudiese ocurrir, pero es muy interesante descubrir cosas sobre la fascinante forma en la que funciona nuestro cuerpo. Pero sobre todo me alegra mucho saber que el pequeño se encuentra bien. 

¡Comparte esta increíble historia con tus amigos!