Chico de 17 años, lucha contra la falta de vivienda durante años, ahora es aceptado a 17 universidades

Hay un dicho popular que dice: ‘quién siembra recoge’. Dylan Chidick, de 17 años, es un buen ejemplo de esto.

Dylan nació en la pobreza, él y su familia han luchado contra la falta de vivienda durante años, pero gracias a su determinación y al amor de su madre, todo está a punto de cambiar.

Dylan nació en la Isla de Trinidad y llegó a los Estados Unidos cuando tenía solo 7 años.

Pero fue una batalla cuesta arriba a partir de ese momento para la familia Chidick, tripulada por Khadine Phillip, madre soltera. Los hermanos gemelos menores de Dylan tienen problemas cardíacos graves y toda la familia fue obligada a verse en la calle por falta de vivienda varias veces.

Pero el estudiante de último año de la escuela secundaria Henry Snyder en la ciudad de Jersey, Nueva Jersey, se negó a permitir que sus circunstancias dicten su futuro en la vida. Trabajó increíblemente duro, se convirtió en presidente de clase y fue incluido en la sociedad de honor.

Dylan Chidick, 17, says his mother, Khadine Phillip, inspired him and made him determined to succeed through her courage. (Source: Family photo/WCBS/CNN)

Gran determinación

Para Dylan, no había ninguna duda al respecto: su determinación cambiaría el curso de su destino. A pesar de los innumerables dolores y desafíos, Dylan siguió adelante, y comenzó a hacer algo de sí mismo. Se enfocó en sobresalir en la escuela, y los esfuerzos dieron sus frutos.

El joven de 17 años ahora ha sido aceptado en al menos 17 universidades, lo que lo convierte en el primero de su familia en recibir una educación superior.

“Tengo que tener mucha determinación”, dijo Dylan a Cleveland 19. “Ha habido mucha gente diciendo: ‘No vas a lograr esto’. Al recibir estas cartas de aceptación verifico lo que he estado diciendo: yo soy capaz de hacerlo y lo haré “.

El amor de una madre

Detrás de cada joven exitoso hay una madre fuerte y perserverante. De hecho, Dylan atribuye su éxito al coraje de su madre por dar un paso adelante y pedir ayuda cuando más lo necesitan.

Consciente de la inteligencia y determinación de su hijo, la madre, Khadine, valientemente solicitó ayuda a Women Rising, una organización sin ánimo de lucro que ayuda a las mujeres necesitadas y a sus familias.

“Vernos en la calle de esa manera, básicamente, me dio más motivación para no volver a permitirnos volver a esa situación de nuevo”, dijo Dylan.

La organización ha ayudado a la familia Chidick a buscar una vivienda de apoyo permanente, y le dio a Dylan un lugar seguro para estudiar mientras espera su carta de aceptación final.

Futuro lleno de promesas

El colegio que ha elegido Dylan es el Colegio de Nueva Jersey, donde quiere estudiar ciencias políticas.

Ahora, el joven de 17 años, que recibió todas las cartas equivocadas al nacer, mira hacia su 18 cumpleaños con un futuro prometedor lleno de esperanza y orgulloso de sus logros.

¡Qué maravillosa historia que demuestra que nuestro destino está en nuestras manos! Comparte si está de acuerdo y le deseamos a Dylan muchísima suerte en su prometedor futuro.