Ella conoce a su hermano que no sabía existía, entonces él revela lo que su madre confesó antes de morir

En junio de 2017, una mujer adoptada llamada Christina recibió la sorpresa de su vida. 

Un día se enteró de que tenía un hermano biológico que nunca había conocido.

Christina Housel, quien creció en Washington, Estados Unidos, tenía curiosidad sobre su familia biológica poco después de convertirse en madre, así que decidió investigar su pasado.

Christina finalmente localizó a Lyle James Berryman, quien vivía en Arizona. Los dos se encontraron por primera vez esta verano.

Aunque Lyle era un poco escéptico al principio, pronto se dio cuenta de que eran hermanos. Tenían rasgos similares, especialmente su nariz.

Tan pronto como vio la foto de Christina quedó convencido de que era su hermana biológica. Entonces se dio cuenta de que tenía que contar a su recién descubierta hermana algo que ella desconocía.

 

Youtube

Durante su primer encuentro Lyle reveló a Christina algo que ella no averiguó en su investigación; tenía dos hermanas mellizas, nacidas en Florida. 

Lyle creció con su madre biológica cuando era un niño y antes de morir ella le contó de las mellizas, aunque nunca logró encontrarlas.

Sin embargo, Christina y Lyle estaban decididos a encontrar sus hermanas esta vez. Con la poca información que tenían, ambos posaron en una foto y la compartieron en las redes sociales.

Youtube
Christina escribió “nos acabamos de conocer tras 30 años” y Lyle “todavía buscando a hermanas mellizas nacidas en Florida entre mayo y abril de 1992-1994”. 
En Facebook, Lauren Rutherford y Ashley Bo no podían creerlo.

Miren qué parecidos son

Ellas fueron adoptadas al nacer y encajaban con la descripción. Rutherford y Bo pronto quedaron convencidas de que Christina y Lyle eran sus hermanos.
Hace pocas semanas, a principios de septiembre, los cuatro hermanos se encontraron por primera vez. La atmósfera era densa por los nervios y la emoción, pero los hermanos celebraron el encuentro mostrando imágenes de su infancia y cenando juntos.
No podían ignorar sus parecidos; los cuatro hermanos tenían la misma nariz, algo que debían haber recibido de su madre.
Youtube
Entonces compartieron sus fotos, también fue la primera vez que las mellizas veían a su madre biológica. Fue un momento bello y muy emotivo para todos. 

Estos hermanos tienen mucho tiempo que recuperar, pero parece que el comienzo ha sido muy bueno. En este video (en inglés) podrás apreciar lo parecidos que son.

Ahora, como hermanos, Christina, Ashley, Lyle y Lauren pueden compartir experiencias por el resto de sus vidas, una familia que es unida e invencible.
Esta bella historia calentó mi corazón, ya que la familia es lo más importante del mundo. ¡Por favor, comparte esto si quieres arrojar algo de luz y alegría a tus amigos y familiares!